Si pensáis en cómics con guión y dibujos perfectamente hilados y profesionales, pensáis en Sara H. Randt. Si pensáis en alguien capaz de diseñar la portada más exquisita y alucinante para un libro, pensáis en Sara H. Randt. Si pensáis en alguien capaz de divulgar ciencia de forma amena y divertida, pensáis en Sara H. Randt.

Esta semana os traemos a Sara H. Randt.

Háblanos un poco de ti antes de nada:

Nací en Sevilla justito a tiempo para poder asistir a la Expo del 92. Una vez allí —en Sevilla, no en la Expo, quiero decir— me gradué en Biología, lo que me llevó a mudarme a Barcelona para especializarme en Genética. A la par que mi carrera científica, empezaría también mis andanzas como artista, labrándome un camino como dibujante de cómics e ilustradore de portadas.

¿Por qué decidiste entrar en NEUH?

La idea de un colectivo de autoeditores me sedujo desde el primer momento. Siempre he creído que la unión hace la fuerza. Y así ha sido. Gracias a NEUH he conocido a muchos otros artistas, me han ayudado a crecer en la profesión y he ayudado a otros a crecer ellos también.

Avatar Sara H. Randt

¿Cómo ves el futuro de las editoriales? ¿Y el de la autoedición?

Siento que, gracias especialmente a las plataformas de micromecenazgo y la globalización, la autoedición se está asentando como una forma viable para los artistas para poder ejercer su profesión. Si esto empujará a que las editoriales se replanteen su enfoque y mejoren sus condiciones de trabajo, está aún por ver.

¿Qué le dirías a la gente que se siente frustrada porque ninguna editorial le acepta su trabajo?

No te preocupes; es normal, no te desanimes. Sigue trabajando por tu cuenta, busca feedback y sigue poco a poco mejorando. A veces los rechazos ni siquiera son porque no seas ya lo suficientemente bueno, puede ser porque no seas todavía muy conocido o porque tu proyecto es demasiado de nicho. En cualquiera de estos dos casos, seguir trabajando por tu cuenta hará que ganes más fanbase y tener trabajos terminados a tu espalda dará una imagen de confianza, lo que atraerá a editoriales a publicarte.

En mi caso, por ejemplo, tanto con cómic como ilustración de portadas, mis primeros contratos vinieron después de varios años trabajando en autoedición.

¿Se puede vivir de la autoedición o es un “complemento”?

Al igual que ocurre con aquellos autores publicados por editoriales, sólo unos pocos son capaces de vivir únicamente de esto. Por lo general hay que compaginarlo con otras actividades relacionadas como charlas, cursos o corrección editorial.

Actualmente estás en tu segunda campaña de crowdfunding, ¿cómo valoras la experiencia?

Mi experiencia con las campañas de micromecenazgo se podría resumir en una agonía de algún modo satisfactoria. Requieren mucha paciencia y autopromoción durante un periodo de tiempo sostenido, suponen estar en vilo más de un mes sin saber si vas a alcanzar la recaudación necesaria, si has medido mal los objetivos, si todo va a salir bien o la imprenta te fastidiará en el último momento.

Personalmente, la tensión que esto genera me agota mental y físicamente. No obstante, también tiene su parte buena, y es ver la cantidad de gente implicada con tu proyecto, recibir ese apoyo de golpe por algo que a lo que le has dedicado tanto tiempo y amor. Eso hace que merezca la pena.

A todo esto, mi actual campaña de crowdfunding es: www.vkm.is/niagpurr Todo apoyo es muy de agradecer ♥

¿Hay algún truco para meterse en el micromecenazgo?

Pues ahora que lo dices, tengo un hilo muy majo en Twitter en el que recopilo varios consejos que os pueden resultar útiles para sobrevivir a una campaña de crowdfunding. Os lo dejo por aquí.

¿Has usado también otros métodos de financiación, como la preventa?

¡Así es! He realizado ya cinco preventas para otros proyectos menos ambiciosos (al fin y al cabo, un crowdfunding sólo tiene sentido si necesitas mil euros o más para financiar el proyecto). Hay que entender que son estrategias muy diferentes y que, por tanto, suponen un alcance y un trabajo distinto. Las preventas suelen tener menos alcance que un crowdfunding, ya que este último llama a la gente a ayudar a hacer algo realidad mientras que la preventa es una publicación segura. Sin embargo, las preventas permiten mayor control sobre el proyecto y, por tanto, menos trabajo y más flexibilidad.

¿Te gusta ir a eventos o eres de quienes sienten pánico?

Me encanta ir a eventos. Me gusta estar tras el stand, hablar con mis lectores, conocer a otros artistas… Físicamente es agotador trabajar tantas horas así de seguido, pero siempre vuelvo con las pilas creativas recargadas y muchitas ganas de ponerme a trabajar en mis proyectos.

¿Trabajas en solitario, prefieres colaborar, los grandes grupos? ¿Has trabajado con guionista/dibujante, o en proyectos conjuntos, como fanzines?

Me gusta trabajar en solitario y tener total control sobre mi proyecto. No obstante, también disfruto trabajando con otras personas, ya que se hace refrescante poder compartir un mismo objetivo. Si bien uno podría esperar que en proyectos conjuntos también quisiera esa filosofía de ir cada uno por su lado de forma independientes, y luego unir partes, lo cierto es que es todo lo contrario. Si somos un equipo, me gusta que todos nos involucremos en todo el proyecto y trabajemos codo con codo. Así el producto resultante se verá enriquecido y la experiencia es más amena.

¿Por dónde empiezas a preparar tus historias? ¿Haces mucho trabajo previo: escaletas, tratamientos, sinopsis?

Primero me hago un resumen de un par de frases para cada arco de la historia (introducción, nudo, desenlace). A partir de ahí, estructuro cuántos capítulos tendrá cada arco y describo cada uno con una o dos frases. Finalmente, repito esto pero dividiendo esta vez los capítulos en escenas. Una vez tengo ese esquema general, ya me pongo a escribir la historia. El cómo se desarrollará la acción en cada escena lo voy viendo sobre la marcha, con tan sólo un concepto en mente como guía.

¿Prefieres trabajar de día o de noche? ¿Tienes algún horario en el que sientas más la inspiración o te resulte más cómodo dibujar?

Me esfuerzo por mantener un horario de trabajo de oficina, más por salud y estabilidad mental que por otra cosa. En realidad, no hay hora en especial a la que trabaje mejor. Mi inspiración es traicionera y siempre se me acerca cuando menos puedo aprovecharla. Así que no me queda otra que salir a buscarla y traerla a la fuerza cuando toca ponerse a trabajar.

Pasar muchas horas dibujando puede pasar factura al cuerpo, ¿sigues alguna pauta de trabajo y descanso para cuidar las muñecas o la espalda?

Ay, ojalá… cuando entro en focus trabajando ya no puedo parar. Por suerte, algo que me ha ayudado mucho y siempre recomiendo es practicar yoga un par de veces a la semana.

Por favor, no hagáis como yo. Tomad descansos a cada rarito y estirad esas patitas.

¿Utilizas algún sistema de creación de personajes? ¿Les sometes a baterías de preguntas? ¿Les sientas en un diván?

He probado muchos métodos, pero a la hora de la verdad los personajes simplemente me salen, de forma espontánea, y crecen según les da va dando el sol. O, dicho de una forma menos poética, su desarrollo y profundidad suele surgir de forma natural según las necesidades de la historia que deseo contar.

¿Qué te resulta más difícil hacer al crear una obra? ¿Cómo lo solucionas?

Mientras que los personajes son para mí algo innato, los conflictos y nudos de la trama se me atragantan, nunca mejor dicho. Plantear la historia en forma de escaletas suele ayudarme a ver mejor qué es lo que esta necesita para tener un buen ritmo y tensión. Y cuando las ideas escasean, me documento y consumo productos relacionados para intentar inspirarme. A veces, sin embargo, la solución me llega cuando intento contarle a alguien cuál es el problema que tengo. El ejercicio de tener que poner las ideas en orden para explicárselas a otra persona suele hacer que lo vea todo más claro.

¿Sueles concentrarte en una obra cada vez o llevas varias al mismo tiempo?

Suelo llevar varios proyectos a la vez, de géneros diferentes, lo cual me ayuda a no frustrarme y bloquearme cuando paso algún bajón creativo con uno de ellos. Al cambiar de actividad pero a la vez no parar la rueda, doy tiempo a mi cerebro a que se me ocurran nuevas ideas mientras avanzo con otras cosas que también disfruto.

¿A qué tipo de público enfocas tu trabajo?

Lo cierto es que no hago un enfoque consciente a un público particular; escribo lo que siento, que necesito sacar de mí y compartir con alguien más. No es de extrañar pues que mis historias suelen ser intimistas, con un toque de realismo mágico, más centradas en divagar sobre emociones, conflictos personales y cuestiones morales que en vivir grandes aventuras o resolver misterios extraordinarios. Además, como persona queer, me gusta explorar y dar visibilidad a las diversas realidades que no encuentro entre la ficción que se suele publicar y que tanto me gustaría encontrar. Supongo que mi público es aquel que esté alineado con estas sensibilidades.

¿Qué autores o autoras te han influido especialmente en tu trabajo?

Durante mi adolescencia, muchos autores japoneses me hicieron amar el cómic como un medio de contar historias, pero fue Frederik Peeters quien me hizo querer ser yo quien pudiera transmitir mis propias inquietudes así.

Háblanos de tus obras publicadas.

Mi obra principal es Onironautas, una saga de cómics autoconclusivos. Están diseñadas de tal forma que puedes leerlas en el orden que quieras, como si quieres leer unas y otras no. Pero si las lees todas, vas tirando de un hilo y la historia gana nuevas profundidades. Además, se presta a relectura. Si te interesa, puedes leer los eCómics gratis en lektu.

También tengo un par de artbooks: My Inkway 2014-2018, que recopila 4 años de ilustraciones en B&N, y BunnYnktober 2019, un artbook inspirado en el desafío Inktober que recoge 30 ilustraciones de conejitos haciendo cosas del día a día.

Normalmente, tanto los cómics como los artbooks publicados podrían comprarse en mi tienda web, pero ahora mismo sólo se pueden conseguir a través del crowdfunding que tengo en marcha como parte de las recompensas.

¿Y qué hay de tu nueva publicación? ¿Tienes algún otro nuevo proyecto pendiente?

Actualmente estoy en la recta final de un crowdfunding para publicar mi tercer artbook: El arte de Niagpurr. Se trata de un artbook experimental que explora la fusión entre el arte hindú y la estética antropomórfica, haciendo un homenaje además a un famoso pintor indio llamado Raja Ravi Varma. Si te interesa, ¡échale un vistazo antes de que termine! ¡Quedan sólo unos pocos días!

Aparte de esto, estoy trabajando en un libro de rol llamado Isphanya junto con Alberto Bastida y Alberto Seijo. Será un módulo para DnD5e inspirado en la península ibérica prerromana y esperamos poder lanzarlo próximamente. Si os mola el concepto, os recomiendo que os suscribáis a mi newsletter para que os avise cuando se lance el proyecto o me sigáis por Twitter (@HRandt) para manteneros al tanto de los avances.

Aún queda tiempo para apoyar ese crowdfunding, y os animamos a hacerlo porque es lo más bonito del mundo. Os dejamos enlaces para seguir y contactar con elle:

Crowfunding del artbook: El arte de Niagpurr: https://www.verkami.com/projects/29227-el-arte-de-niagpurr
Twitter: https://twitter.com/HRandt
Facebook: https://www.facebook.com/Sara.H.Randt
Página web: http://conejadas.es/
Science for Bunnies: https://scienceforbunnies.tumblr.com/
Newsletter: https://www.conejadas.es/newsletter/