Trabajadora dedicada, cuando lees sus relatos y novelas te llegan al alma, la agitan con fuerza y quedas un poco tambaleante pero más fuerte. Y flipando con ganas de leer más. Os traemos a Caryanna Reuven.

Háblanos un poco de ti antes de nada:

Nací en Barakaldo (Bizkaia) en 1978 y desde muy pequeña me interesaron las ciencias. No me enganché a la lectura hasta los diez años, más o menos, pero una vez enganchada no hubo quien me parara.

Como buena fan de las ciencias, me hice una carrera acorde a eso y me licencié en bioquímica en la Universidad del País Vasco, luego hice un doctorado en biología molecular por la Universidad de Cantabria. Y me dediqué durante más de doce años entre doctorado y postdoc a la investigación básica científica. Pero luego lo dejé y ahora trabajo en una empresa farmacéutica.  Escribo en las horas que mi curro me deja libres.

Empecé a escribir ya de muy joven sobre los quince o dieciséis años obras que NUNCA verán la luz de puro malas. Pero no fue hasta los dieciocho que decidí ponerme en serio con la obra de fantasía Sueños de Dragón. Lo malo es que tras dos años de escribir sin pausa tuve un bloqueo y lo abandoné durante doce años. No fue hasta 2013 que lo retomé en serio y empecé a escribir de forma regular ya con la intención de publicar, fuera por autoedición o por editorial.

Como si escribir no fuera suficiente, también soy miembro del colectivo de autoeditores NEUH y coso peluches, mayormente cerdílopes para “El Vosque”.

Twitter: @CaryannaReuven
Instagram: @CaryannaReuven
Tienda online: https://la-cueva-de-caryanna.my-online.store/

¿Por qué decidiste entrar en NEUH?

Lo decidí allá por el primer año de creación de NEUH. Ya había recibido un año antes invitación de Lewis para unirme a este proyecto pero no le había dicho que sí porque en aquel entonces no sabía qué sería de mi vida como escritora, sí que quería escribir, pero no tenía claro si me lanzaría a la autoedición.

Al final, agarré el toro por los cuernos, me lancé de cabeza y cuando publiqué “Sueños rotos” pedí unirme por fin a NEUH. Y desde entonces aquí estoy.

¿Cómo ves el futuro de las editoriales? ¿Y el de la autoedición?

Ahora mismo, con la crisis post-covid no hay un futuro limpio y claro para nadie. Toda luchar mucho, esforzarse mucho y seguir adelante como se pueda sin hacernos daño a nosotres mismes.

También decir que no hay vía mejor que la otra y que va a depender mucho de lo que quieras o puedas hacer. La autoedición te va a requerir todo el esfuerzo, la edición con editorial no tanto. La autoedición te va a requerir inversión por tu cuenta y la otra no. Recordad, ninguna editorial te va a cobrar por editarte, si lo hace, huye. Por otro lado, con la autoedición tienes tú pleno control de tu obra, cosa que no va a pasarte con una editorial. Así que hay que ver qué te cuadra y qué te apetece más. Eso es todo.

¿Qué le dirías a la gente que se siente frustrada porque ninguna editorial le acepta su trabajo?

Que tengan paciencia, que hay vida más allá de las editoriales y que la autoedición es dura pero satisfactoria. También les diría que analicen mucho su propia obra para que vean sus fallos, el porqué del rechazo. Porque no siempre es por falta de calidad, sino porque no encaja con su línea editorial o porque es algo raro que las editoriales no se arriesgarían nunca a publicar.

Sea como sea que luchen por mejorar, por pulir su estilo y que no se cierren en banda a nada (ni autoedición ni editorial). El mundo es muy grande.

¿Crees que se puede vivir de la autoedición o es un “complemento”?

Tal y como está el tema económico y lo complicado que es llegar al público, creo que la autoedición es un complemento. Igual que escribir. Vivir de escribir es muy difícil así que la mayoría tenemos otro curro que nos da de comer. No es solo un problema de autoedición, sino del mundo editorial en general.

¿Se han convertido los autores en mercaderes, community managers y pregoneros?

En parte sí, porque aunque vayas con editorial, muchas de ellas cada vez dedican menos tiempo a lo que debería ser parte de su trabajo: la promoción de los autores a quienes publican. Así que, sea con editorial o por autoedición, al final recae en el autor gran parte del trabajo de promoción de su obras. Esto implica encargarse de la publi, de buscar entrevistas, asistir a eventos, llevar sus propias redes sociales como parte del engranaje del mundo editorial y como plataforma para llegar a lectores…

Con editorial es algo más fácil muchas veces, pero no siempre. Con autoedición es imprescindible, sobre todo con el ritmo frenético del mundo actual donde, si no publicas o sacas algo casi cada año, la gente te olvida.

Cuando sacas un libro, ¿le pones un límite a la publicidad en redes o vas a saco?

Me pongo siempre límites a la publicidad. No es agradable ver que de pronto una cuenta se ha convertido en un “compra mi libro” y que no hay ningún otro contenido en ella. Así que hay que pensar siempre en los que te están leyendo, en tus seguidores y en la gente que llega de rebote a tu cuenta. Hay que buscar un término medio donde publicites tu nueva obra, pero también hables de otras cosas.

¿Ha usado métodos de financiación como la preventa? ¿Te meterías en un crowdfunding?

Sí he usado preventas, pero ahora mismo no tengo tiempo de meterme en crowfunding. Creo que lleva demasiado trabajo, mucho más del que yo puedo dedicarle. No diré que no lo haré nunca, pero sé que para hacerlo bien tienes que dedicarle horas, tiempo y planear muy bien las metas y todo el proceso. Tiempo que ahora no tengo.

¿Te gusta ir a eventos o preferirías estar en casa?

Disfruto mucho de los eventos aunque sean agotadores y ahora, durante este año pandémico los he echado de menos, la verdad. Es algo que me gusta hacer, estar en contacto con el público, hablar con la gente, el ambiente… Es muy interesante y, además, desde NEUH me permite conocer las obras de mis compañeres de primera mano y leer y acceder fácil a sus cosas.

¿Trabajas en solitario o prefieres colaborar? ¿Haces proyectos conjuntos estilo fanzine?

Prefiero trabajar a mi ritmo, pero no descarto colaborar de cuando en cuando en proyectos conjuntos. Cómo por ejemplo los que hacemos en NEUH de antologías etc. Es mucho trabajo, una vez más, pero muy satisfactorio en líneas generales.

¿Brújula, mapa, mezcla de ambas?

Soy lo que se conoce entre alguna gente como escritora pirata, una especie de híbrido entre mapa y brújula. Porque sé de qué isla parto, sé a qué isla quiero llegar, también sé en qué puertos voy a parar obligatoriamente por el camino… pero el resto lo improviso y me dejo llevar.

Así que sí, hago una escaleta, una planificación, como buena escritora mapa, pero hay mucho espacio en mi forma de crear para la improvisación, como hacen las escritoras brújula.

¿Sigues un horario fijo para escribir? ¿Qué hora del día o días de la semana te van mejor?

En mis periodos de escritura sigo un horario muy marcado para cumplir los plazos que me autoimpuesto. Como tengo otro trabajo que me da de comer, entre semana escribo a las tardes, normalmente de 18 a 20, habiendo tomado cosa de hora y media de descanso entre el fin de mi jornada laboral y el inicio de mi jornada escritoril.

Luego, los fines de semana suelo escribir de 11 a 14 y de 15 a 20. Son las horas en que más rindo, dejándome tiempo para descansar, comer y hacer otras cosas.

Eso sí, el último año he aprendido a marcarme también días de descanso y a no escribir cada día, así que escribo cinco días a la semana dejando dos de descanso o de “días perdidos” en los que sé que por razones varias no voy a poder escribir. Así no me agobio si no cumplo todos los días, porque esos días ya están contados en el plan de escritura.

Pasar mucho rato ante el teclado puede ser agotador ¿haces algún tipo de ejercicio para evitar lesiones en las muñecas? ¿Sigues un plan de descansos periódicos?

Hago estiramientos del brazo derecho, el del ratón, estiramientos de espalda, ejercicios para descongestionar las lumbares con una pelota y evitar ciáticas… Pero en general tengo el problema de sentarme mal y acabo lesionada en el hombro por una vieja lesión laboral. Lo arreglo con mi fisio. En serio, buscaros un buen fisio que os arregle cuando os rompáis.

¿Por dónde empiezas a preparar tus historias? ¿Haces mucho trabajo previo: escaletas, tratamientos, sinopsis?

Trabajo todas mis historias en la cabeza. Rara vez escribo algo. La escaleta, la sinopsis, los personajes, los hitos… TODO eso lo trabajo de memoria y a nivel mental durante mucho tiempo antes de sentarme a escribir. Pueden ser semanas para algo corto, pero normalmente son meses. Solo cuando tengo todo eso muy machacado y siento que la historia está lista, me pongo a escribir.

Primero escribo el inicio de la historia, lo que sería el primer párrafo, y luego escribo el último párrafo o más del final. Así sé de dónde parto y sé a dónde voy. Y luego lo escribo todo cronológico. Si no tengo estos dos puntos no me suele salir la historia y tengo problemas. Tarde por ejemplo un año en escribir “I.O. Vitae” porque no tenía muy claro el final y me bloqueé tras una quinta parte de la novela escrita.

Lo que sí me ha pasado con #ProyectoSentir (lo último que he escrito), un relato del que en el momento de escribir esta entrevista no puedo hablar, es que lo he escrito del final hacia atrás. Sabía más o menos cómo empezaba, pero no daba con las frases. Pero para mi sorpresa sí que sabía lo que venía justo antes y cuando escribí eso supe lo que tendría que haber inmediatamente antes… y así en cadena. Así que lo escribí a la inversa. Es raro, lo sé. Mi cerebro funciona raro a veces.

¿Utilizas algún sistema de creación de personajes? ¿Les preparas un trasfondo aunque luego no vaya a mencionarse en la historia?

Simplemente salen, así sin más. Crecen solos, toman profundidad a nivel de subconsciente y un día están listos para salir al mundo. Sobre lo del trasfondo… A veces, si para sustentar su historia y su mente es necesario. A ver, uno básico siempre va a haber aunque luego ni lo mencione, pero uno exhaustivo y detallado solo si lo voy a necesitar. En parte porque mucha parte de la creación de mis personajes es levemente improvisado y crecen son la historia. Ya he dicho que soy escritora pirata y hay cosas que prefiero dejar a la necesidad.

¿A qué tipo de público enfocas tu trabajo?

A les lectores de ciencia ficción y fantasía. Sin edades y sin restricciones. Pero sobre todo a la gente a la que le gusten las ideas raras, porque sé que mis historias muchas veces no son para todos los públicos, no en el sentido de obra adulta, sino en el sentido de que si escribo cifi suele ser muy hard y hay gente a la que no le entusiasma. Luego también soy cada vez más inclusiva y estoy viendo cómo hay lectores a quienes les molesta porque dicen “es que no es necesario ser tan inclusiva si la historia no te lo pide”. A lo que me quedo con ganas de responder, ay, sí, perdón, x personaje es blanco y hetero y lo metí sin que lo pidiera la historia.

Así que, bueno, si no te gusta la inclusividad, mis obras tampoco son para ti.

¿Qué autores o autoras te han influido especialmente en tu trabajo?

En fantasía, que es lo primero que empecé a escribir, me han influido mucho Tad Williams (es quien me inspiró a escribir), Margaret Weis, Louise Cooper… Escritores de los años 80 mayormente que es con los que crecí.

En ciencia ficción me han inspirado escritores como Robert J. Sawyer (creo que he aprendido mucho de él a que no hay idea mala, solo malas ejecuciones y a escribir cosas raras), Lois McMaster Buyold, David Brinn…

Y muchos, muchos más que no abarco aquí y que me han gustado tanto que seguro algo se me ha quedado.

Háblanos de tus obras publicadas.

Ahora mismo soy autora de cinco novelettes de ciencia ficción.

Autoeditadas:

“Sueños Rotos” (2015). Portada de Sara Cuervo.

Esta historia trata de qué pasaría si todo lo que nos pasa en sueños fuera real y si, además, tuviéramos una vida paralela en sueños que es indistinguible de nuestra vida real. También trata de qué pasaría si el gobierno empezara a investigar con niños a los que les pasa esto y del impacto que todo este problema tiene en la vida de Kyle.

“Horizonte 6” (2016). Portada de H.Randt.

A través de cuatro relatos, narro cuatro historias independientes que se entrelazan en torno al viaje de “La Dama Estelar” más allá del horizonte de la humanidad. Desde una I.A. que quiere ser humana, hasta el estudio de una misteriosa señal procedente del espacio exterior, pasando por la nave colonial llegando a su destino.

“Proyecto Alfa” (2018). Portada de H.Randt.

Esta es la historia de una científico y su clon y de qué pasa cuando ambas se quedan tiradas en un planeta desértico sin otra compañía que ellas mismas. Es una historia que trata del miedo al otro, del diferente y de cómo podemos deconstruirnos y ser mejores personas.

Con la editorial Cerbero:

I.O. Vitae” (2019). Portada de Marina Palova.

La premisa de esta historia fue qué pasaría si la humanidad se extingue, las Inteligencias Artificales heredan la tierra y de pronto se sienten solas al descubrir que no hay más vida inteligente en el universo que ellas… Y se sienten solas. Así que, deciden recrear a la humanidad para poder tener alguien con quien relacionarse. Y la primera de todas las nuevas orgánicas que crean es Vita, Inteligencia Orgánica Vitae. I.O. Vitae.

Rūha|Alma” (2020). Portada de Sam G.C.

Esta historia trata de Arun y Kiran, dos chicas de dieciocho años que se encuentran un día compartiendo cuerpo debido a una invasión desde otra dimensión. Pero en vez de luchar por el control y por prevalecer, deciden ser amigas y colaborar para evitar el fin del mundo

Por último, también tengo relatos en varias antologías, revistas o en Lektu (“Para el Maestro”, “Proyecto de Tinta”, “I Premio Ripley”, “Terroríficas I”, “Alucinadas IV”, “NEUHopepunk”, “Actos de F.E.”, “Monstruosas”, “La otra fantasía medieval”, “Supersonic Magazine” y el proyecto “Tiburtina” de Cerbero).

Próximamente, a finales de este año, voy a publicar “Innombrable”, mi primera novela larga, con Editorial Crononauta, un thriller de ciencia ficción y espías. Y  más tarde, en febrero dde 2022, voy a publicar por fin “Sueños de Dragón”, lo primero que empecé a escribir en serio, primer tomo de una trilogía, con Editorial Insomia.

Podéis encontrar más información de “Innombrable” aquí:

https://www.crononauta.es/book/innombrable/

Sobre “Sueños de dragón” os dejo por ahora solo el mini booktrailer preliminar que ha preparado la editorial Insomnia son todo su amor.

Desde la perspectiva actual, ¿cambiarías algo de las primeras obras que publicaste?

No, la verdad es que no. No al menos de las obras ya publicadas. Son reflejo se lo que yo era en ese momento y bien está. Bien está porque he cambiado, mejorado y me he deconstruído mucho y me he vuelto más inclusiva y más consciente de lo que me rodea y de los problemas y sesgos que tenía interiorizados.

De las obras viejas que escribí pero que no he publicado… oh, sí, de esas sí que cambio cosas, como ha pasado con #ElTocho, Sueños de Dragón, que saldrá en febrero de 2022 con la editorial Insomnia.

¿Sueles centrarte en una obra o escribes varias a la vez?

Siempre escribo las obras de una en una, porque soy totalmente incapaz de centrarme en varias a la vez por como funciono. Me obsesiono con una historia, como ya he contado, y en mi cabeza no hay espacio para nada más. Así que tengo que acabar y cerrar una antes de ponerme con otra. Más aún, tras cada obra más o menos larga, entro en una fase de bloqueo que me dura desde semanas a meses (normalmente meses) en los que soy incapaz de crear por el agotamiento mental.

Así que me lo tomo con calma y escribo las cosas de una en una.

¿Cuánto tiempo dejas entre una obra y otra, si dejas alguno?

Como he dicho justo en la respuesta anterior suelen ser meses. Necesito ese tiempo para resetearme, descansar y volver a tener fuerzas para escribir. Suelen pasar mínimo 3 meses, pero lo normal son 6 o incluso 10 si estoy MUY cansada porque he hecho un sobreesfuerzo muy grande.

Al principio me asustaba estar tanto tiempo bloqueada, pero he aprendido que es así como funciono y que necesito ese tiempo de desenganche de cada obra y luego de reposo para poder volver a crear de forma eficaz.

¿Tienes algún nuevo proyecto pendiente?

Buenooooo… No puedo hablar demasiado de eso, la verdad, quiero que sea un poco secreto un poco más de tiempo. Solo diré que se llama #ProyectoPollo, que ya tiene cubierta de Randt (mi portadista favorite de todos los tiempos) y que es una colección de cinco relatos de humor gamberro. Uno ya está escrito, así que me faltan cuatro. Cada uno estará narrado desde el punto de vista de una de las protagonistas y prometo acción, aventuras, romance, un bonnacon, reinterpretación de algún mito y unas hermanas que se quieren mucho a sí mismas.

Seguro que ahora os pican las manos de las ganas de coger uno de sus libros y leerlo del tirón. Pues aquí la podéis encontrar:

Twitter: @CaryannaReuven

Instagram: @CaryannaReuven

Tienda online: https://la-cueva-de-caryanna.my-online.store/