En la entrevista que os traemos hoy vamos a conocer a una artista gaditana que siempre ha trabajado duro y eso se nota en la gran calidad de su trabajo: Sofiskita.

Háblanos un poco de ti antes de nada:

Pues me llamo Sofía aunque desde siempre uso el pseudónimo de Sofiskita. Tengo 28 años, soy de San Fernando (Cádiz), mi color favoritísimo es el naranja y me dedico profesionalmente al diseño gráfico/web de día y por la noche a hacer cómics. Desde peque siempre quise contar historias y enfoqué todos mis estudios a ello. Con el diseño gráfico plasmo las historias de otros, así que estoy muy contenta con el poder dedicarme a ambas cosas.

¿Por qué decidiste entrar en NEUH?

Era 2016 cuando mi amiga y yo nos quitamos la espinita de visitar el Salón Manga de Barcelona. Ahí conocí a NEUH y al resto de personas que se dedicaban a autopublicar, algo que para mí era un medio algo desconocido. Hablando con los miembros que estaban en el stand salí con la idea de que sacaría a la venta por mis propios medios Diario de Otra Sofía y, finalmente en 2017, ingresé como miembro :)

¿Cómo ves el futuro de las editoriales? ¿Y el de la autoedición?

En esta pregunta es conveniente contar con el factor pandemia. Creo que, a pesar de que está haciendo daño al sector, la gente está leyendo más o iniciándose en la lectura, por lo que tengo una visión optimista del futuro editorial. Sin embargo, de la autoedición pienso que muchas personas van a tener que aparcar sus proyectos por falta de dinero, tiempo y exposición. Puede que sólo sea una racha hasta que se estabilice, yo de verdad lo espero.

¿Cómo ves el autoeditarse de forma digital, vender en plataformas exclusivamente digitales para leer en el ordenador o libros electrónicos?

Lo veo una evolución del formato que puede ir a la par que el papel. Una manera de ser más accesible y asequible para los lectores. También es una ayuda para el/la autor/a que acaba de empezar para coger rodaje y feedback sin los riesgos que supone invertir en un formato físico.

¿Qué le dirías a la gente que se siente frustrada porque ninguna editorial le acepta su trabajo?

Nunca lo he intentado con las editoriales pero quizás animaría a que autopublique: lo importante es que llegue a personas que tengan interés en leer lo que tenga que contar, que las habrá. Una editorial puede rechazar por mil motivos y no siempre es por la mejor o peor calidad del trabajo. La clave es beber de las críticas constructivas que puedan dar, pulir lo que haga falta y seguir adelante.

¿Se puede vivir de la autoedición o es un “complemento”?

Yo me lo tomo como un complemento, pero no es imposible vivir de la autoedición. Ahora: es un camino largo y para ello se requiere mucho sacrificio. Y ya lo que esté dispuesto cada uno…

¿Se han convertido los autores en mercaderes, community managers y pregoneros?

Autopublicar es ser mil perfiles en uno xD Aparte de lo que corresponde al trabajo en sí (en cómic puedes ser guionista, rotulador, dibujante y colorista), te toca hacer campaña (eso tiene su parte gráfica y su parte de estudiar QUÉ decir y CUÁNDO). Y ya ni cuento si quieres distribuir en tiendas. Autogestionarse el trabajo, pese a las ventajas económicas frente a hacerlo con una editorial, tiene la desventaja que tienes que marcarte un Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como.

¿Sigues algún horario o agenda para esta parte de tu vida? Por ejemplo guardar horarios concretos para dibujar, o para gestionar la publicidad y pedidos, o prefieres ir haciendo según lo necesites?

Intento trabajar con fechas límite y, a partir de ahí, dibujar cuando se pueda. Al tener un trabajo a jornada completa que puede tener días más ajetreados que otros no me puedo permitir un horario estricto porque no me da la vida. También considero el descanso parte del proceso para no quemarme y disfrutar de lo que dibujo. Para gestionar la publicidad soy horrible, las cosas como son. Tengo muchas ideas y estrategias, pero como he dicho antes: no siempre tengo un día libre y, si lo tengo, me gusta desconectar.

¿Hay algún límite para el autobombo?

A mí me cuesta horrores el autobombo y soy consciente de que no exploto suficiente la publicidad que se le puede dar a mi trabajo (soy extrovertida en vivo y muy introvertida por las redes, irónicamente). Supongo que el límite está cuando la publicidad, de tanto repetirse, se recibe en redes con connotación negativa. Está bien darle caña, pero no vale llenarle los feeds a la gente con lo que haces.

Si no has hecho nunca crowdfunding, ¿lo harías? ¿Has usado otros métodos de financiación, como la preventa?

Tengo intención de hacerlo en un futuro. En mis trabajos anteriores hice preventa y no fue nada mal, aunque quiere probar el crowdfunding para ver si tengo más alcance de posibles compradores.

¿Te gusta ir a eventos o eres de quienes sienten pánico?

¡Me encanta! Creo que es una de las cosas que más me gusta de la autoedición: tener contacto directo con los lectores. Aparte, conocer a otros artistas y darnos consejos me ayuda a ir sacando una versión mejor de mi misma.

¿Trabajas en solitario, prefieres colaborar, los grandes grupos? ¿Has trabajado con guionista/dibujante, o en proyectos conjuntos, como fanzines?

Trabajo en solitario y creo que en principio no trabajaría con nadie, pero jamás dejo la puerta cerrada. A pesar de que me encanta trabajar en equipo en lo que diseño gráfico se refiere, los cómics sean algo muy personal para mí (el proceso que llevo a cabo y tal) y no me he sentido cómoda en otras ocasiones.

¿Por dónde empiezas a preparar tus historias? ¿Haces mucho trabajo previo: escaletas, tratamientos, sinopsis?

Para las autobiografías, hago una lista de lo que quiero tratar, para que no se me olviden. Hago un mini storyboard de cómo van a ir las viñetas y directa a trabajar. No hago apenas trabajo previo y no sé si eso esta bien, pero por ahora me he apañado jajajajaja.

¿Utilizas algún sistema de creación de personajes? ¿Les sometes a baterías de preguntas? ¿Les sientas en un diván?

En mis proyectos que son más ficticios me dejo fluir por melodías de canciones y un poco como vaya surgiendo. Digamos que el personaje tiene una base sencilla de personalidad y el resto se va construyendo poco a poco según se mezcle con los otros personajes.

¿A qué tipo de público enfocas tu trabajo?

A todos los públicos, pero específicamente al juvenil-adulto.

¿Qué autores o autoras te han influido especialmente en tu trabajo?

Al tener dos estilos diferentes tengo una gran variedad de referentes. Probablemente me deje un montón en el tintero, pero tengo presente actualmente a Barbara Canepa, Alessandro Barbucci, Bryan Lee O’Malley, Agustina Guerrero, Sarah Scribbles, Chris Ware, Sweeney Boo, entre otros.

Háblanos de tus obras publicadas.

Diario de Otra Sofía fue mi Trabajo Fin de Grado. Hice la carrera de Bellas Artes para dedicarme al cómic y qué mejor manera que ponerle el broche al recorrido con el motivo por el que entré. No fue hasta años más tarde que no decidí sacarlo por mi cuenta porque, al tener multiformato, sabía que no iba a poder venderlo bien a editoriales. El Diario es una conclusión práctica de toda la investigación que hice al respecto de la forma de plasmar viñetas. Un proyecto curioso y, aunque esté feo decirlo de mi propio trabajo, creo que no es algo que te encuentres en el mercado ahora mismo.

Kick! surgió en un pub con mis compis de kickboxing, hablando de momentos que habíamos vivido en el tatami. Siempre que vivo anécdotas divertidas digo “tengo que contar esto”. Y ese día en concreto me motivó tanto la idea que, nada más llegar por la noche cogí un cuaderno y me puse a abocetar todo. No es tan creativo como el Diario pero no buscaba superar al anterior en nada: solo disfrutar de hacer cómics. Sin más.

Aparte de los cómic, tengo un libro de bocetos que recopila mis dibujos desde 2012 a 2016, incluyendo un inktober que hice ese último año. Se pueden ver diseños de proyectos que aun no han salido.

¿Tienes algún nuevo proyecto pendiente?

Actualmente estoy trabajando en la continuación de Kick! y, si todo va bien, sale este año. Va a tener 3 arcos: etapa San Fernando, etapa Madrid pre-confinamiento y etapa Madrid post-confinamiento. Transcurre entre mayo 2019 (justo después de sacar la primera parte) y julio 2020.

Luego, aparte, tengo un montón de proyectos pendientes de sacar. Quizás el más desarrollado es La Dama, que se pueden ver algunas imágenes por mis redes sociales.

¿Puedes decirnos algo más sobre La Dama?

La Dama es un proyecto que empecé en 2008 (sí, y todavía no lo he sacado a la luz) de género fantástico, un poco Magical Girl y con algunos aires punk. Narra la historia de Mara durante su último año de instituto donde, gracias a un objeto que guarda dentro una figura que se hace llamar Bal, se convierte en La Dama y debe evitar que los habitantes de su ciudad descubran que conviven con criaturas mitológicas mientras averiguan qué las están haciendo despertar.

Pues muchas gracias por tu tiempo y prestaremos atención a tus redes para volver a rascarnos el bolsillo según tengas obras nuevas.

Y antes de terminar queremos recordaros que podéis ver el trabajo de Sofiskita (y contratarla) en muchos sitios, empezando por su página web:

https://sofiskita.com/

Y sus redes sociales:

https://www.instagram.com/sofiskita/

https://twitter.com/Sofiskita

https://www.facebook.com/sofiskitaart