Véndeme tu Libro. Caryanna, Raquel Laforet y Nerea Luray (II)


¡Buenas a todos de nuevo! Pues nada, tras traeros el otro día la primera parte de la entrevista Véndeme tu Libro con Caryanna Reuven, Nerea Luray (escritora y guionista de El Farol Rojo) y Raquel Laforet, hoy os traemos la segunda, donde hablan ya más particularmente de sus trabajos y proyectos individuales, y nos comentan en qué eventos estarán, qué le dirían a alguien que estuviera empezando… ¡y hasta nos recomiendan obras de otros autores! Un poco de todo para acabar esta primera entrega.

Si la primera mitad te gustó, no te puedes perder ésta. ¡A ello!


NEUH: Bueno, pues tras todas estas preguntas variadas que os hice… es buen momento para darle caña a las preguntas individuales, ¿verdad? Empezamos por Caryanna, seguimos con Raquel y acabamos con Nerea, ¿de acuerdo?

A ver, Caryanna, eres una autora que ha manejado diferentes géneros en tus obras, tales como la ciencia ficción, la fantasía… ¿cuáles otros te gusta trabajar/explorar? ¿Con cuál de ellos te sentiste más a gusto? ¿Cuál te gusta más leer?

Caryanna Reuven: Antes de responderte a esto creo que tengo que remontarme un poco en mi historia personal como autora y lectora. Cuando yo empecé leer género lo hice con El Hobbit y El Señor de los Anillos. Luego devoré Dragonlance, Reinos Olvidados y todo lo que cayó en mis manos de fantasía épica. En aquella época tenía 14 años y no sabía ni de la existencia de la literatura de ciencia ficción. Así que mis primeros referentes en literatura de género fueron autores de fantasía épica. Y eso fue lo que empecé a escribir. Mi autor de referencia en ese momento fue Tad Williams, no Tolkien, como podría pensarse. Digamos que fue él, con su tetralogía Añoranzas y Pesares quien me inspiró para escribir.

Así que todas aquellas obras e ideas con las que empecé a los 14-16 años y que son espantosas (aún las guardo anotadas en varios cuadernos) fueron el germen de mi pasión por la escritura. Quería dedicarme a ello, a nivel profesional, pero no me veía capaz. No me veía suficientemente buena. No fue hasta los 18 que no decidí tomármelo en serio de verdad. Fue entonces cuando empecé a idear y a escribir lo que hoy día es Sueños de Dragón (primer tomo de Las Guerras de Bakán). Me lo tomé muy en serio. Escribí durante mis primeros tres años de carrera la primera mitad de la novela. Luego caí en una crisis creativa y lo dejé. No me gustaba cómo estaba escribiendo, ni cómo lo estaba escribiendo ni algunos de los enfoques con los personajes o la historia. Entonces no era consciente de que si no me gustaba sólo tenía que cambiarlo… No sabía ni cómo hacerlo ni cómo enfrentarme a ello. Así que abandoné la escritura durante muchos años. También había jugueteado con la idea de una novela de ciencia ficción en plan space opera total, con aliens y navecitas, muy a lo Macross. Pero esto lo retomaré más adelante.

Durante esos años la fantasía clásica empezó a cansarme. Había leído mucho y desde mi punto de vista no sacaban nada que me llamara la atención. Así que decidí lanzarme a la ciencia ficción, donde parecía haber un filón enorme de cosas por explorar.

Cuando digo “esos años” me refiero a 12-13 años. Más de una década en la que de vez en cuando me decía: venga, va, debieras retomar Bakán. Lo que me decía una y otra vez era que no tenía tiempo. Al final comprendí que el “no tengo tiempo” de verdad quería decir “me da miedo, no me siento con fuerzas, habría que reescribir todo con lo que no estaba de acuerdo entonces y eso es mucho trabajo, me da palo y pereza”. Un día decidí dejar de ponerme excusas a mí misma y retomé en serio la novela. En dos años logré terminar el primer borrador.

Pero para entonces no era la misma persona. Me había abierto a la ciencia ficción y entonces decidí intentar escribir también ciencia ficción. Convencida de que lo hacía por probar, porque lo mío era la fantasía épica, después de todo. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que me encanta escribir ciencia ficción, casi más que fantasía épica. Me es más sencillo, no sólo por el estilo narrativo, sino por las ideas y los conceptos que trata.
Así que podría decir, respondiendo al final a tus preguntas, que empecé enamorada de la fantasía épica y he acabado enamorada de la ciencia ficción. De hecho, mientras terminaba Sueños de Dragón decidí hacer mis primeros pinitos en la ciencia ficción convirtiendo en relato corto el prólogo de aquella obra de space opera con aliens y navecitas con un toque a lo Macross: lo convertí en el relato Horizonte 6 – Encélado y en una serie de relatos cortos relacionados que tengo ahora en el blog, en la antología online Cine B o presentados a concursos. ¿Con cuál me siento más a gusto? Ahora mismo con la ciencia ficción, aunque Sueños de Dragón es una historia a la que le tengo mucho cariño, está muy trabajada en mi mente y tengo muchas ganas de desarrollarla del todo y acabarla como merece: a lo grande.

¿Cuál me gusta más leer? Todo. Me gusta todo. Con el tiempo han salido nuevas obras de fantasía que me han enamorado y han hecho que me reconcilie con el género tras muchos años de hartazgo sin encontrarme con novedades jugosas (Corona de Estrellas de la autora Kate Elliott tuvo toda la responsabilidad, pero luego llegaron muchos más autores, mayormente mujeres, y sobre todo Brandon Sanderson).

Caryanna, de las novelas adolescentes a ser una embajadora más de NEUH en los eventos.

Caryanna, de las novelas adolescentes a ser una embajadora más de NEUH en los eventos.

NEUH: ¿En qué andas ahora metida? Porque tras ser la vencedora del certamen Breves Heroicidades, un pajarito -de nombre Álvaro Mas– nos chivó que estás metida en algo relacionado con Terry Pratchett… ¿qué nos puedes contar al respecto?

Caryanna Reuven: Ahora mismo ando metida en más de un proyecto, el más importante de los cuales es, efectivamente, algo relacionado con Sir Terry Pratchett. Se trata de una antología de relatos escritos por quince autores españoles y uno británico en la que tengo el enorme honor de participar, y en la que homenajearemos, desde el fondo de nuestros corazoncitos, al magnífico Hombre del Sombrero. No se trata de una antología de fan-fictions, ni aparecerán los personajes ni ninguno de los mundos creados por Sir Terry Pratchett. Los relatos serán de temática variada, desde fantasía y humor hasta algo de drama y ciencia ficción.

Se empezará a financiar por Kickstarter el 16 de septiembre a las 10 de la mañana hora peninsular y la antología llegará a casa de todos los mecenas a finales de noviembre o principios de diciembre, dado que todos los relatos ya están escritos y listos para publicar.

Así que estad atentos, porque querremos vuestra pasta. Pero no la querremos para embolsárnosla, no, la querremos para donarla íntegramente a una ONG de lucha contra el Alzheimer: Cita Alzheimer. Así que los beneficios se destinarán a una buena causa. No sólo os llevaréis el libro en el formato que elijáis (ebook, tapa blanda o tapa dura), sino que tendréis la enorme satisfacción personal de estar colaborando en algo grande. Y eso siempre es bueno.

Durante la campaña haremos varios videos promocionales. El primero de ellos será el mismo día 16 a la noche, donde unos cuantos autores hablarán en directo y contestarán vuestras preguntas. Además, habrá un concurso de twitts a través de las redes donde los interesados podrán escribir su twitt para despedirse del Maestro.

Sobre mi relato, os puedo adelantar que será de ciencia ficción. Uno un tanto especial y bastante menos oscuro de lo que suelen ser mis relatos, todo hay que decirlo. Ha sido muy gratificante trabajar en él y darle ese “toque Pratchett” a modo de homenaje.

¿Había dicho ya que Pratchett es uno de mis autores favoritos? Pues si no lo he hecho hasta ahora, ya lo sabéis. Si queréis más información sólo tenéis que seguir la cuenta oficial de Twitter o bien visitar la entrada de mi blog donde está colgada la nota de prensa.

NEUH: ¿Y aparte de lo del Maestro, qué más te traes entre manos? Dado que hay gente como Lewis que nos pregunta insistentemente que para cuándo la versión en papel de Las Guerras de Bakán

Caryanna Reuven: Los otros proyectos que tengo entre manos son acabar con las últimas correcciones de Sueños de Dragón y empezar a moverlo por editoriales en breve. ¿Por qué por editoriales y no autoedición? Bueno, básicamente porque es un tocho enorme y no me sale rentable la autoedición, pero sobre todo porque el género, el estilo narrativo y el tipo de historia encaja muy bien con el tipo de novelas que algunas editoriales están publicando actualmente a autores españoles, así que… no voy a dejar escapar esta oportunidad de intentar llegar al gran público. Me apetece probar con la vía editorial y la novela Sueños de Dragón me da esa opción. Así que la versión en papel del primer tomo de Las Guerras de Bakán puede que tarde en llegar. Eso sí, este otoño me pondré a trabajar en serio en la segunda parte y la iré publicando en el blog como he hecho con la primera.

Además, quiero ver si puedo sacar una colección de relatos cortos de ciencia ficción bajo el sello de Horizonte 6. Para hacerlo necesito saber la resolución de un concurso donde tengo presentado un relato y escribir otro más que lleva meses rondando mi cabeza. De ese modo, con cuatro relatos, será de la misma extensión aproximada que Sueños Rotos. Y sí, os lo estoy revelando en exclusiva, jejeje.

NEUH: Bueno, bueno, entonces, aunque quizá toque esperar un poquillo, lo que está claro es que vas a traernos material de calidad como de costumbre… ¡así nos gusta, sí señora!

Y ahora, tras esta ronda de preguntas a Caryanna, nos giramos hacia Raquel, que seguro que nos trae también cosas muy interesantes… sin ir más lejos, Raquel, hace un par de meses tuviste tu debut autoeditado con tu novela El Despertar de las Razas. ¿Qué tal te está yendo? ¿Qué tal las primeras reacciones del público?

Raquel Laforet: No está yendo mal, los inicios siempre son lentos, pero poco a poco el libro va dando sus frutos. Los costes iniciales están cubiertos, ya lo han reseñado en algún blog de literatura y he conseguido que gente que no me conocía de nada lo comprara y lo leyera.

Las reacciones de mis conocidos me han parecido muy elocuentes, se dividen entre el “pero si parece un libro de verdad” y el “oye, pues está bien escrito”, en resumen: todo reacciones positivas, porque, eso es positivo, ¿verdad?

La primera caja de tu primera obra editada... Ese placer indescriptible.

La primera caja de tu primera obra editada… Ese placer indescriptible.

NEUH: Esperemos, esperemos, jajaja… Por cierto, me chivan por ahí que hace poco tuviste ciertas declaraciones sobre que “las novelas de fantasía normalmente no te gustan”. ¿Cómo podría ser eso, con tu pasión por los dragones y habiéndoles dedicado tu primera obra?

Raquel Laforet: Habría que puntualizar que son las novelas de fantasía épica las que no me gustan. Adoro la fantasía, pero con este género se asume a menudo que la fantasía es fantasía épica medieval, un subgénero que no llama mi atención. La mayor parte de las historias de fantasía épica tratan sobre grandes gestas, salvar el mundo, librar guerras o establecer un nuevo régimen político. Me gusta la fantasía alegre, optimista, cotidiana y, por supuesto, con dragones, y que no por ello sea una fantasía simple. Desde esa perspectiva pueden crearse mundos y tramas maravillosas y complejas, con más aventura que acción, por así decirlo.

NEUH: Vale, vale, ya me queda más claro entonces… Nuestro informador ya tiene la respuesta que esperaba, jeje.

Bien, por último, sabemos que la euforia del primer trabajo editado a veces nos deja unos meses ahí “embobados”… pero estamos seguros de que ya te traes algo nuevo entre manos. ¿Qué pueden esperar los lectores de tus próximos proyectos?

Raquel Laforet: Tengo un par de proyectos en marcha. Por un lado tengo una novela en mente de temática muy distinta a El Despertar de las Razas. Por otro, un proyecto en otro formato, para que no se diga que sólo escribo novelas. No quiero dar muchos detalles por ahora, pero en cuanto estén un poco más avanzados iré hablando de ellos.

NEUH: Bueno, pues ya nos informarás entonces, que estaremos atentos… ¡Muchas gracias, Raquel!

Y para acabar con las preguntas individuales vamos con Nerea, que la pobre lleva este rato esperando… Cualquiera que te siga por las redes estará ya enterado de que estás justo ahora en la preventa de tu relato Galletas… pero para el que no lo conozca, ¿qué podrías contarnos sobre la obra?

Nerea Luray: Bueno, dado que “la obra” es bastante cortita no hay mucho que contar. Galletas pertenece a la colección Feuilletons Érotiques y pretendo sacar más relatos bajo ese nombre. Mis mecenas en Patreon pueden disfrutarlos antes que nadie, pero con suerte saldrán también en papel. Y si no, bueno, mis mecenas sí que los disfrutarán. Cada uno es un relato corto que cuenta un encuentro sexual entre dos personas que va variando en cada uno. Las hay heteros, las hay homosexuales, las hay con gente transexual… Algunos relatos tocan distintos “kinks”, como puede ser el BDSM, la gerontofilia, los juguetes sexuales… También varía la relación de la pareja, porque los hay más amorosos que otros, otras relaciones son más tóxicas, y también varían los escenarios, los hay algunos bastante fantásticos, otros pueden tener como telón de fotos piratas, vikingos… Hay un poco de todo.

¿Se puede combinar la repostería con la erótica? ¡Nerea no teme al concepto!

¿Se puede combinar la repostería con la erótica? ¡Nerea no teme al concepto!

Galletas en concreto es una pareja muy mimosa y heterosexual, que están en su cocina un día y deciden darse un gusto. Creo que es la más vainilla de todas, pero fue la primera y con ella quería empezar. Para el proyecto tenía muy claro lo que quería: una portada con lápices de colores y unas ilustraciones interiores a tinta. Los resultados han sido excelentes. Los artistas han sido Sony-Shock y Antonio Guardiola “Utherbraten” respectivamente. Además, la maqueta y el diseño, y el logo al completo, han sido obra de mi compañera Toñi Gil “Blueberry-me”, que también ha hecho un trabajo impresionante. El relatillo es pequeño y puede parecer caro, pero es que a estos artistas también hay que pagarles. De verdad que merecen mucho la pena sus ilustraciones y solo por eso recomiendo que le echéis un ojo al menos. La preventa finaliza el 26 de septiembre y a partir de entonces estará más caro, así que recomiendo que la compréis ahora.

NEUH: Desde luego, suena sabroso para planteárselo antes de que acabe septiembre… pero bueno, aparte de Galletas, están tus otras obras y proyectos. Como escritora eres de esas autoras polivalentes que combinan el escribir narrativa con el hacer guiones de cómic. ¿Cuáles serían las similitudes y diferencias entre cada una de ellas? ¿Qué te aporta cada una? Y luego en lo particular, Lewis nos pregunta que qué tal es trabajar con esas dos artistazas con las que compartes El Farol Rojo

Nerea Luray: Eso es porque me encanta hacer historias, lo he querido desde pequeña y, desde pequeña, también supe que no me importaba el soporte. Pasa que escribir una novela no precisa de dibujantes, ni actores, ni otras cosas más caras como, no sé, un equipo fotográfico o radiofónico. Ahora que tengo amigos y contactos que pueden hacerlo, es más fácil llevar a cabo proyectos de esta índole.

Para mí hay muchas diferencias, y cuanto más aprendo, más las noto. Por una parte, escribir una novela me permite escribir todo lo que quiera, me permite también explicar todo lo que no podría expresar en una imagen, puedo hablar de los sentimientos de una persona con un largo monólogo interno sin que tener que hacer páginas y páginas de viñetas. Pero también estoy aprendiendo que, aun así, no puedes contar todo lo que te gustaría, porque no es interesante. Con el cómic esto pasa también, pero multiplicado por cien. Estoy aprendiendo a usar muchas más elipsis de las que usaba antes, porque empiezo a entender que así no se cuenta un cómic, que esas escenas no importan, que tampoco creo que desarrollen el personaje, y que por mucho que yo quiera a mis hijos, quizá los demás no quieran saber tanto de ellos. La parte buena del cómic es, sobre todo, el ver a tus personajes ahí, en carne y hueso. Es maravilloso, pero también creo que lleva un trabajo extra. Diseñar una escena y luego dibujarla es un trabajo que no es necesario en las novelas, ni diseñar un personaje, ni pintar, colorear, rotular… Las novelas también tienen un trabajo, sí, pero es diferente y, en lo personal, creo que son tediosos de distinta manera. Al menos el sufrimiento del cómic lo comparto con alguien.

La principal similitud, por otro lado, es que, al fin y al cabo, estás contando una historia, y no importa el soporte, tienes que contarlas de una manera y la tienes que contar bien. Seguramente os suenen manidos los principios de “principio, nudo y desenlace”, pero esta es una fórmula que no se puede cambiar por muy progres que nos creamos. En este punto, escribir una novela y un cómic es igual. Al final es todo quitar escenas que sobran y asegurarte de que los puntos de giro están en el punto exacto. Cuando pones un punto un poco antes o después de lo que debería, es que se nota, y para mí es la parte más difícil de todo el proceso: encajar esto. Con un webcómic es aún más difícil, sobre todo si no sabes para cuánto te va a dar, cuándo lo terminarás… Pero bueno, estoy aprendiendo, y soy bastante novata en el cómic aún. En cualquier caso, ambos soportes me gustan a su manera, me encanta el cómic y consumirlo, y ver a mis hijos dibujados, y trabajar con mis chicas, así que no renunciaría a eso. Pero como decía, en la novela puedo contar tantas y tantas cosas… Quiero explorar ese formato también todo lo que pueda.

Bueno, ¿qué puedo decir de mis chicas? Toñi, Mariló y yo nos conocimos hace ya casi seis años y hemos sido amigas desde casi el principio. Las aprecio mucho como personas y como mejores amigas, y es para mí todo un honor que quieran tirar parte de su tiempo ilustrando un guión mío (aunque sea igualmente de las tres). Procuramos vernos siempre que podemos, lo cual son unas cuatro veces al año, que atesoramos con cariño. En algún momento siempre se acaba hablando de nuestra obra El Burdel. Desde antes de empezarlo teníamos ideas muy claras, sobre cómo se iban a ver las cosas, cómo se iban a reflejar los personajes, su relación con el sexo, su relación con la prostitución, cómo iba a ser el humor, el estilo en general… Tenemos muchos gustos parecidos, principios comunes, maneras de trabajar diligentes… Trabajo muy bien con ellas. Quien me conozca y, más aún, haya trabajado conmigo, sabrá que soy una persona muy exigente, soy muy crítica, soy muy sincera, también muy literal, me obsesiono con los proyectos y todo ello me lleva a agobiarme, a tener estrés, a soltarles borderías y un largo etcétera. Pero a pesar de todo, me comprenden. Intentan adaptarse a mi manera de trabajar, a cumplir mis fechas, me apoyan muchísimo cuando más lo necesito, me perdonan mis malas palabras, saben cómo quiero las cosas cuando las pido… Es que no podría estarles más agradecida. Son unas compañeras de trabajo excelentes y siempre han estado ahí para mí como amigas. Intento pagarles lo mejor que puedo, pero sé que nunca iba a ser suficiente. Las dos son artistas increíbles, totalmente válidas y trabajadoras serias. Se las recomendaría a todo el mundo para cualquier proyecto, porque son geniales como dibujantes pero más aún como personas.

NEUH: Por último, al igual que le preguntamos a Caryanna y Raquel, no nos queda otra que decirte: ¿qué será lo próximo? ¿Tienes tu mente ahora concentrada al 100% en Galletas o en segundo plano andas ya maquinando algo para el futuro próximo?

Nerea Luray: Desde que Galletas está en imprenta intento olvidarme de ello, pero debido al retraso supongo que no puede ser… Pero sí, maquinar siempre maquino algo en otros planos, pero no sé en cuáles jaja. Nunca sé qué vendrá primero ni cuándo saldrá, pero ahí voy tirando. Como ya he dicho antes, Galletas forma parte de una serie así que uno de los proyectos es seguir con ella, claro. También seguir con El Burdel, por supuesto, acabar lo que se ha empezado. Ciñéndome a los proyectos de cómic y novela, ahora mismo también estoy con una novela que empecé el pasado NaNoWriMo 2015, pero solo de pensar en las cosas que escribí y todo lo que he aprendido este año de narrativa y personajes, creo que casi lo voy a tirar todo jaja. Lo que pasa es que no sé si esto lo autoeditaré, pero creo que me gustaría probar en una de esas editoriales pequeñas y bonitas de las que hablamos antes. Es una historia en la que quiero que haya todo lo que me gusta (habéis adivinado, habrá putas), y eso incluye pues, no sé, naves espaciales, razas alienígenas, romances correspondidos, escenas picantes, piratas, planetas raros, gente chunga, gente fea, xenofilia… Yo qué sé. Parece una space opera, pero igual no lo es. No sé qué saldrá de ahí jaja. También me gustaría hacer una segunda parte de El libro añil de los cuentos, otro cómic que autoeditamos. Tengo idea para un álbum, creo que lo llaman (un cómic autoconclusivo de unas 100 páginas en tamaño A4 más o menos), con mi ya mencionada amiga Toñi, y alguna idea para libros de “elige tu aventura” de esos, o librojuegos creo que se están empezando a llamar. Hace un par de años hice uno como regalo para una amiga y quedó muy guay jaja, me dejó con ganas de más, pero a mayor escala. También me veréis participar en la antología de Laura Morán La otra fantasía medieval con un relato corto que espero que os guste, porque mis personajes suelen tener mucha tela. Y bueno, alguna cosilla más que pretende ser más novedosa y que por ello me guardo para mí, por si acaso jaja. ¡Estad atentos a lo que esté por venir de mi mano!

NEUH: Vamos, que tendremos Nerea para rato, como debe ser… ¡pues muchas gracias por contarnos todo esto! ¡Lo seguiremos con expectación!

Y ahora, para ir acabando la entrevista con las tres, os haré unas pocas preguntillas a modo de cierre… la primera de ellas, simple: se avecina una temporada de ver a NEUH en bastantes eventos por toda España. Considerando que las tres formáis parte del grupo de gente que se desplaza a encargarse de los stands… ¿en qué eventos os podremos ver presencialmente a cada una?

Caryanna Reuven: En mi caso me podréis encontrar en el evento que estoy organizando en la tienda de Skalibur de Rubí (Barcelona) para el 1er Aniversario de NEUH que será a finales de septiembre. En el Saló del Manga de Barcelona, para el cual ya tenemos confirmado stand y si nos dan stand como NEUH también me veréis en el Salón del Cómic de Zaragoza en diciembre.

Raquel Laforet: Aún no tengo muy claro a qué eventos podré asistir, pero posiblemente esté presente en los que hagan en Levante.

De cara al año que viene me gustaría asistir a todos los eventos de literatura que pueda, que son los que más se acercan a mi campo. Me encantaría poder estar en el festival Celsius y el Niebla, por ejemplo.

Nerea Luray: Bueno, antes de entrar en NEUH ya viajaba con stands del colectivo Forbidden, así que en la mayoría de eventos que voy a mencionar me veréis en dicho stand y no en el de NEUH (porque no estará). Pero si lo que queréis es verme de forma presencial y queréis comprar un Galletas firmadito, pues ahí estaré. El primero es en menos de una semana, La Comarcón de Torrevieja (17 y 18 de septiembre), la entrada es gratuita y la gente muy maja. El segundo es el Salón del Cómic y Videojuegos de Alicante (1 y 2 de octubre), que es en un gran recinto y la entrada creo que son 12€ los dos días. Ahí tendremos el stand de NEUH y Forbidden tendrá dos porque somos muchas chicas y no cabemos. También estaré moderando una mesa redonda sobre la representación femenina en los cómics y su industria, y estáis invitados a pasaros. El siguiente es el Alicantardis de, bueno, Alicante (29 de octubre), con entrada gratuita también. Soy organizadora de este evento también, y aunque vendamos sobre todo cosas de Doctor Who también estaré vendiendo mis cosas autoeditadas. Luego tenemos el Expocómic de Madrid (3 y 4 de diciembre), que no tengo ni idea de qué pasará aquí, es un misterio jaja. No sé qué vale la entrada, pero si podéis ahorraros verme aquí, mejor, aunque solo por ver al resto de gente de NEUH igual sí que vale la pena la visita, no sé. Y el último de 2016 y confirmado que tengo es el Elche Juega (10 y 11 de diciembre), la entrada no sé lo que vale y también os recomendaría que os la ahorráseis si no fuera porque en este daré una mesa redonda también (aún por confirmar) pero sobre la representación femenina en los videojuegos y la industria. Os invito a visitarme a cualquier stand porque me encanta hablar con todo el mundo, da igual si eres lector mío o no. Solo saludándome ya estoy servida jaja.

¡¡Avalancha de eventos NEUH en los próximos meses!!

¡¡Avalancha de eventos NEUH en los próximos meses!!


NEUH: ¡Perfecto! Habrá representación bien maja en este final de año y el siguiente, desde luego.

Avanzando a la siguiente pregunta, aunque al principio de la entrevista ya estuvimos hablando sobre el qué os hizo decidiros por la autoedición, el cómo lo lleváis y demás… ¿qué le diríais a alguien que está empezando en esto? ¿Qué consejos le daríais a partir de lo que la experiencia os dio hasta ahora? ¿Le aconsejaríais plantearse el entrar en NEUH, por ejemplo?

Caryanna Reuven: ¡Huid insensatos! Nah, es broma. Que es duro, muy duro, y que conlleva mucho trabajo, pero que con paciencia todo llega. Que habrá momentos en que querrán abandonar y mandarlo todo al peo, pero que luego llegará la enorme gratificación de ver la obra autoeditada en sus manos… y que eso es un subidón de campeonato.

Y que, desde luego, entren en NEUH, que somos gente maja.

Nerea Luray: Paciencia. Es lo mejor que puedo aconsejar. Paciencia. Pregunta siempre por todo a compañeros que ya se hayan editado, aunque sea solo sobre la sangría que tienes que dejar en la página legal. Pregunta siempre y menos chascos te llevarás. Haz muchos amigos y no te ganes enemigos, habla mucho con los compañeros de gremio y conócelos, a todos, cuantos más mejor. Vela siempre por tus derechos como cliente de cualquier cosa por la que pagues, ya sea una imprenta o un stand, que no crean que por ser autoeditado pueden pasar por encima de ti, y poco a poco conseguiremos que nos tomen en serio.

Para entrar en NEUH yo creo que tiene que ver más bien en si este colectivo se adapta a tus necesidades. Nos apoyamos unos a otros en distribución y publicidad. No sé por qué no ibas a querer algo así, pero en caso de que no y te guste ser un solo amargado, entonces NEUH no es tu sitio. NEUH es trabajo y colaboración entre todos, y a mí desde luego no me gustan los vagos. Pero si eres una persona trabajadora y de verdad quieres medrar en esto, no lo dudes, NEUH es tu lugar, y si velas por el colectivo, el colectivo también velará por ti.

Raquel Laforet: Creo que el primer consejo que le daría a alguien que se quisiera autoeditar es que de hacerlo, lo hiciera bien. Que se currara la edición con todo el esfuerzo que ello conlleva (portada, maquetación, etc.) En gran parte lo diría en beneficio del propio autor. En mi corta experiencia, la gente que se lleva un producto autoeditado de calidad se queda satisfecho incluso antes de mirar el interior. Pero en parte también haría esa recomendación de cara a la imagen de la autoedición: demostrar que no sólo se puede hacer bien, sino que ya se hace bien, y que el producto que vendes no es que esté a la altura de los profesionales, sino que ya es profesional.

Dicho esto, a cualquiera que siguiera este consejo, sin duda alguna le recomendaría entrar en NEUH. Cuando entras en la autoedición todo es nuevo y hay muchas cosas por aprender. En ese sentido contar con un grupo de gente experimentada y dispuesta a colaborar es una ayuda inestimable.

NEUH: Perfecto. Sabios consejos y buenas palabras sobre NEUH, qué más se puede pedir jajaja… Aunque para terminar, por un momento evitemos mirarnos dicho NEUHmbligo, y plantearnos cómo es el mundo de la autoedición ahí fuera… ¿qué obras autoeditadas de fuera del grupo podríais recomendarnos ahora mismo? ¿Cuáles conocéis que pueda servir como ejemplo a la gente que se autoedita?

Raquel Laforet: Aquí me pillas. La verdad es que me he metido en el mundo de la autoedición hace nada. Hasta ahora me gusta mucho lo que he visto, pero tengo que admitir que prácticamente todo es de NEUH. Puede que tenga que ver con que soy de literatura y su mercado de autoedición me parece que no está tan desarrollado como el del cómic.

Nerea Luray: Lo cierto es que NEUH ha extendido tanto su red que pocas cosas veo ya que no sean suyas jaja. Pero bueno, como ediciones que me han gustado, os puedo hablar de El Vosque o las que hace Rantifuso. Echadles un ojo. También las que hacen Sextories. Recuerdo que en Kboom! vi algunas cosas muy, muy chulas, pero es una pena que no pueda recordarlas todas. Había uno que creo que se llamaba Tarot Fanzine que tenía una edición muy interesante que se abría como un tríptico… estaba muy guay (ya habréis adivinado que yo cuando voy a los eventos lo toco todo).

Voy a decir también que he participado en crowdfundings de webcómics extranjeros y, aunque creáis que exagero o es mentira o barro para casa, suelen decepcionarme. Con esto quiero decir que las ediciones que he visto en España son tan buenas en una gran mayoría que no creeríais, que cuando veo algo de fuera que es, quizá no malo, pero sí mediocre, me molesta un poco el dinero que me he gastado. Miro el número de páginas y si va a color y digo “es un precio justo”, pero cuando me llega el envío y lo tengo en la mano, esas tapas blandas y dentro el papel malo, mal maquetado, sin ni siquiera nada impreso en la parte de atrás (¿por qué no imprimen nada en la parte de atrás? Qué desperdicio), entonces pienso que no, el precio no ha sido justo, no por lo que yo estoy acostumbrada a pagar. Es como si diera por hecho que la impresión va a ser de calidad, y luego… luego no lo es. Igual solo he tenido yo esa mala suerte, pero quería dejar patente que, lo creáis o no, la gente de aquí hace las cosas muy, muy bien, y no tienen nada que envidiar a la gente de fuera, entendiendo fuera como fuera de España. No toméis de ejemplo autoediciones extranjeras jaja.

Caryanna Reuven: Ahora mismo, a nivel nacional y al igual que mi compañera Nerea, recomendaría El Vosque sin dudarlo. Porque es ingenioso, divertido, y el dibujo es amor. A nivel internacional recomendaría Order of the Stick, un webcomic que empezó siendo una parodia de Dungeons and Dragons y se ha acabado convirtiendo en una de las mejores historias de fantasía y aventuras que conozco. Cuando tiene bastantes tiras para completar un tomo, el autor los autoedita en papel. Y lo recomiendo mucho. No hace falta que os diga que los tengo todos. Hasta los de las precuelas del bien y del mal que no salieron jamás en la web.

Como ejemplo para la gente que se autoedita: El Vosque, obviamente. Han alcanzado el cielo de la autoedición. Y me dejan hacerles los cerdílopes de peluche. Pero no me han sobornado, no, para nada…

En literatura conozco menos ahora mismo, y no he leído a muchos escritores autoeditados de fuera de NEUH, es una asignatura que tengo pendiente.

NEUH: Bueno, nos quedamos con la tarea pendiente entonces de conocer más autores de novela autoeditada españoles… y quién sabe si atraerlos y cazarlos jajaja. ¡Nunca se deja de mejorar en la búsqueda del autoeditor!

Dicho esto, llegamos al final de la entrevista… ¿alguna cosa que decir antes de que cerremos del todo?

Nerea Luray: Soy una persona que se enrolla un montón así que creo que no me queda nada más que decir. Solo espero que los lectores nos apoyen de verdad, nos compren y nos ayuden a crecer. Que dejen que los autoeditores ocupemos un lugar digno junto a las editoriales o simplemente a los libros de su estantería. Cada ejemplar vendido cuenta, os lo puedo asegurar, pues nada en el mundo hace más feliz a un autoeditor que entregar en mano una de sus obras a un comprador dispuesto a leerlo y apoyarle.

Caryanna Reuven: Pues la verdad es que yo tampoco tengo mucho más que decir. Me he quedado seca, aunque ha sido un placer estar junto al resto de mis compañeras en esta entrevista. Son amor y ha estado estupendo poder aprender de ellas y ver sus puntos de vista.

Raquel Laforet: Pues oye, yo sí voy a decir algo: ¿esta sección no se llama “Véndeme tu libro”? Entonces allá voy:

El despertar de las razas es mi primera novela. Trata sobre dragones, serpientes marinas y otros seres fantásticos que ya no existen en ese mundo y son los humanos los encargados de hacerlos volver. Y bueno, no es tarea fácil, porque entre esos bichos hay rencillas que han estado ahí durante mucho tiempo. Creo que lo más interesante del libro es que habla de la historia y extinción de dichas razas y del mundo tan peculiar que habitaron. Son todo historias tranquilas, que intentan asemejarse más a la fantasía de cuento de hadas clásica que a la fantasía épica de grandes batallas.

Por último, me gustaría agradeceros el esfuerzo por hacer la entrevista. Espero que ayude a que más gente se anime a pasarse por la sección de autoedición en los eventos. ¡Os estaremos esperando!

NEUH: ¡Esa Raquel ahí, sobre la bocina, como debe ser! Pues nada, agradeceros a vosotras el haber estado aquí dándolo todo… y qué decir, ¡espero que consigáis muchos éxitos con vuestras obras y dentro de nuestro grupo!

Y a los lectores, bueno, aquí acaba nuestra primera entrega de Véndeme tu Libro, la cual esperamos que hayáis disfrutado en sus dos mitades. ¡Muchísimas gracias por estar con nosotros y nos vemos en la siguiente!