Dibujar en la calle


¡Ah, el campo, salir a dibujar rodeado de naturaleza! ¡O la ciudad, dibujar a la humanidad y la arquitectura solo dejando que pasen por delante! No a toda la gente que dibuja le gusta salir a la calle y dibujar del natural, y menos aún si hay paseantes mirando. Pero es una gran forma de hacer callo, dibujar cualquier cosa mientras la ves es la mejor forma de quedarse con su aspecto para más tarde poder dibujarla de memoria, o para usar esos dibujos como referencia en ilustraciones o cómics.


Y, por supuesto, dibujar del natural es una gran forma de disfrutar del paseo y del dibujo.

PREMISA

Como en casi todas mis salidas uso acuarela o témpera, me centraré sobre todo en esos materiales, pero la mayoría de los consejos pueden extrapolarse a otras técnicas.

MATERIALES

Lo más básico de lo básico, algo para dibujar y algo sobre lo que dibujar. Hasta un palillo con la punta mascada, café y una servilleta. Pero si queremos algo más, puedes empezar por:

Qué llevar

Un lápiz 2B.
Un par de pinceles con depósito de agua (uno plano y otro redondo con punta)
Una goma de borrar que no manche el papel, como las maleables
Un sacapuntas afilado (o un cúter o navaja, pero si vas a viajar en avión no dejarán que la lleves, tenlo en cuenta). Lo mejor es un sacapuntas con depósito para las virutas, así no ensucias el lugar donde has dibujado. Procura buscar uno que tenga cuchillas estándar, así cuando pierdan el filo puedes comprar un sacapuntas barato y aprovechar solo la cuchilla.
Pinzas. Lleva al menos dos pinzas para sujetar el papel o el bloc a una base, o sujetar cosas al bloc, como la caja de acuarela.
Lápices de colores buenos, sirven para dar detalles cuando la acuarela está seca. Con un azul, un marrón y un blanco es suficiente.
Un trapo. Es mejor que un papel porque puede reusarse muchas veces. Recomiendo los paños de microfibra, aunque procura no lavarlos con suavizante.

Todo eso cabe en un estuche no muy grande. Una vez más, la cantidad de material dependerá del espacio que tengas y de lo que realmente necesitas. A veces basta con los pinceles y la acuarela. Y hablando de acuarela.

Acuarela, en caja pequeña de unos 12 colores, no necesitas más. Si hay espacio dentro, añade un tubito de témpera blanca. Si vas a pintar mucho en la naturaleza, añade un tubito de témpera amarilla. Los colores dependerán mucho de lo que pintes más, no es igual una paleta para esbozo urbano que para irte al campo. Creo que estos colores son básicos en cualquier entorno: sepia, ocre amarillo, carmín, amarillo (si tienes sitio, uno cálido y uno frío), azul índigo, azul ultramar, gris payne. Puedes añadir un rojo de cadmio, tierra siena, tierra sombra, azul cobalto, verde hooker, verde permanente… Todo depende del sitio que tengas en la caja.

Si vas a usar témpera, óleo, acrílico o cualquier otro medio que vaya dentro de un tubo, llévalos en una caja rígida. Nunca en bolsa o cualquier cosa flexible, no es agradable ponerse a pintar y descubrir que uno de los tubos ha reventado. Creedme. Lo sé.

Si no quieres usar pinceles con depósito de agua, puedes llevar pinceles normales, aunque entonces necesitarás un bote para el agua. Tras buscar mucho he visto que hay unos botes de quitaesmalte pequeños, de boca ancha y con tapón hermético que van muy bien. Si tu caja de acuarela es metálica, puedes meter un imán potente dentro del bote para sujetarlo a la caja.

Necesitarás agua, para tí y para tus pinceles. Si vas a viajar en avión recuerda que te la quitarán en el control de seguridad, puedes llevar el bote vacío y llenarlo en el baño al aterrizar.
Silla o taburete plegable. Sí, sabemos que en el campo te sientas en una piedra y queda muy bien en la foto, ahí sentado con la salida del sol al fondo, pero seamos prácticos: más de media hora sentado en una piedra, o en el suelo, es un suplicio. Mi culo es de 20 minutos. De hecho aguanto más de pie que sentado en piedras. Así que me he hecho con un pequeño taburete plegable que hace más llevadero el rato pintando. Los hechos para cámping suelen pesar poco y se pueden llevar en la mano o atados a cualquier sitio.

Trípode. Puedes llevar también un caballete plegable, pero si vas a pintar en un cuaderno de poco peso quizá te vaya mejor un trípode de fotografía o vídeo, de poco peso. Puedes comprar tuercas para la rosca de la zapata del trípode y pegarlas o atornillarlas a una madera y así tener un soporte para el cuaderno, aunque algunas bolsas específicas para dibujo ya tienen esta rosca de fábrica.
Aunque el trípode sea fuerte, si vas a ir a sitios húmedos, con charcos, o si esperas que llueva algo estaría bien llevarlo en una bolsa estanca, como las que se pueden comprar en tiendas de deporte o en tiendas de náutica. No suelen ser caras y protegen hasta si la sumerges completamente en agua. En su defecto también vale una bolsa de basura bien anudada, aunque es más fácil que se agujeree.

Diré también que no siempre uso el trípode, ni el taburete. A veces preveo que el dibujo me llevará poco tiempo, o no tengo ganas de sacar los chismes, y dibujo de pie o, sí, sentado en una piedra.

Calculo que el trípode lo saco el 25% de las veces.

DÓNDE LLEVAR LOS CHISMES

Tanto si vas andando como si vas en bici, evitar un peso excesivo es conveniente. Si vas en coche no hay problema, hasta puedes llevar un caballete de estudio. Lo mejor es llevar todo en una mochila, una bolsa bandolera o una riñonera. Si lo tuyo es la bicicleta no descartes las alforjas o las bolsas de manillar (hablaré de eso más adelante). Intenta que sea impermeable, y si no lo es trata de llevar algo para cubrirla si piensas que puede llover.

Lo más pequeño es la riñonera. Dependiendo de su tamaño, puedes llevar bastante bien uno o dos cuadernos pequeños (A5 o similar), un estuche con lápices o rotuladores y una cajita de acuarela. Además es relativamente cómodo, no carga los hombros y no tienes que quitártela para sacar o meter cosas. Si tiene correas o elásticos en el exterior puedes sujetar cosas como un trapo o un bloc adicional. Que la correa para sujetarla a la cintura sea ancha y cómoda o se hará insufrible. También tendrás que llegar a un compromiso entre llevar la riñonera bien sujeta para que no te baje los pantalones y llevarla lo suficientemente suelta para que no haga daño en la cintura ¡nada es perfecto!

La bandolera es también muy accesible sin quitártela, una vez más recomiendo que la correa sea ancha y que en la parte que toca el hombro tenga un buen acolchado para evitar rozaduras. Las más prácticas son las que tienen un cierre de solapa, normalmente tienen varios bolsillos para colocar las cosas, y bolsillos extra en la solapa. También hay bandoleras fabricadas específicamente para dibujar al aire libre, con sujecciones para lápices y demás material.

Una mochila es una opción muy práctica también, aunque al tener más espacio, y poder llevarlo con más comodidad para tu espalda, puedes sentir la tentación de llevar muchas cosas y subir el peso hasta límites insospechados. Es una opción si vas a viajar, o si vas a pasar el día fuera y llevas otras cosas aparte del material de dibujo. No la recomiendo para ir en bici, ya que el peso sobre la espalda, al ir inclinado, puede ser muy molesto.

SALIR A PINTAR EN BICICLETA

Si, como yo, sales en bicicleta, tienes varias opciones para que el peso lo lleve la bici. La primera es el típico portabultos sobre la rueda trasera. Ten en cuenta que no todas las bicis lo pueden montar, si tienes una bici de montaña de gama media o alta casi seguro que no tendrá soportes para portabultos, aunque se puede apañar uno suejeto a la tija (el tubo que aguanta el sillín). Pero descartaría el portabultos en dos casos: bicis con suspensión trasera y bicis de gama alta.

Sí se puede poner una bolsa de manillar, que las hay desde unas enrrollables e impermeables hasta la típica cesta, en un amplio rango de precios. También existen bolsas de cuadro de diferentes tamaños.

Quizá la mejor opción sean las alforjas, que pueden ser traseras o delanteras (personalmente prefiero las traseras, para no cargar mucho peso en la rueda delantera, y así aprovecho al máximo el portabultos. Con una alforja es suficiente, pero tampoco está mal llevar dos por si necesitas espacio extra, para más agua, o para llevar una bolsa donde meter la basura que encuentres (nunca está de más dejar el campo más limpio de como lo encontramos). Las mejores alforjas son las impermeables con el cierre enrollable, de material fuerte y sin muchos extras que puedan engancharse en ramas (correajes y bolsillos externos varios mejor no).

ROPA

Poco que decir, ropa cómoda teniendo en cuenta el sitio al que vais a ir. Si es en bici recomiendo ropa de ciclismo, por comodidad, o ropa de fibra sintética ventilada y que seque rápido. Cosas de algodón mejor que no, se empapan con el sudor y no secan nunca. Para el calzado lo mismo, que sea cómodo y no apriete demasiado para aguantar mucho tiempo. Si se va a ir en bici mucho rato quizá convenga tener calzado de bicicleta, con calas y todo eso, pero no es esencial en absoluto. Aunque unos cubrezapatillas impermeables van bien si se van a pasar charcos o si tienes prevista lluvia, o si hace mucho frío. También hay calientapies químicos que duran 5 o 6 horas y van bien.

Por supuesto, si vas en bici no olvides lo imprescindible: casco, guantes y gafas de ciclismo. Sobre estas últimas no es coña, unas buenas gafas que te protejan del sol, del aire en los ojos y de los insectos que rebotan. Recuerda que las patillas de estas gafas van siempre por el exterior del correaje del casco, por si tienes un accidente que salgan disparadas y no se te claven trozos en la cabeza.

Un sombrero para días soleados es conveniente, y casi imprescindible si es verano. También repelente de insectos y protección solar. Estas dos últimas te las puedes poner en casa, mira las instrucciones para aplicarlas, pero por lo general se pone antes el repelente y cuando ha secado se aplica la protección solar. Una barrita para los labios está bien también.

Y algo de comer, como barritas energéticas o fruta. Huid del alcohol y las bebidas azucaradas, uno os dará más sed y las otras os harán ir al baño. Lo que me lleva a otra cosa: antes de salir de casa, id al baño. Si tenéis que comer, hacedlo al menos media hora antes de la salida, para dar tiempo a los intestinos a decidir si quieren soltar lastre o no. Estar en el campo o dando tumbos en la bici con el pastel en el horno es una sensación desagradable.

PONERSE A DIBUJAR

Por fin entramos al meollo. Siempre que sea posible escoge un sitio discreto para dibujar, donde no solo no llames mucho la atención sino que estés a resguardo de vehículos y otros peligros. Si es posible que sea a la sombra, incluso en invierno, para que la luz directa del sol no te deslumbre. No os preocupéis mucho si hay gente por la zona, la mayoría de las veces o no te hacen caso o te evitan. Si se acercan a mirar charlad un poco, si quieren mostradles otros dibujos del cuaderno, según os parezca. Si os dan mucha brasa procurad dejar caer alguna indirecta con educación, o ignoradles como si estuviéseis pintando con gran concentración. Pero ya digo que la gran mayoría de las veces os van a ignorar, excepto quizá los perros y los niños, pero eso no suele ser un problema.

Si hace calor o un poco de aire y estáis pintando con acuarela lo más seguro es que ésta se seque rápido y podáis guardar el cuaderno al acabar. Si no es así, tenéis la opción de dejarla secar un rato o ponerla al sol, si lo hay. Pero si no tenéis tiempo podéis fabricar separadores como los de la imagen de forma que al cerrar el cuaderno las páginas no se toquen ni se queden pegadas.

La parte artística os la dejo a vosotros, cada cual tiene su técnica. Algunas veces es mejor hacer boceto antes con el lápiz, otras el modelo es muy claro y se puede echar color directamente. O se puede hacer boceto igualmente para reforzar algunos puntos, como mejor os venga, ahí no me meto.

Lo que sí es importante: no dejéis rastro de vuestro paso por ahí. Ni plásticos, ni pintura, ni siquiera virutas de sacar punta al lápiz. Dejad el sitio igual de limpio que lo encontrásteis. Si ya estaba sucio, limpiadlo si podéis, y si no, no lo ensuciéis más. Podéis llevar una bolsita de papel para los desechos, o echarlos a un bolsillo o a un bote. Si usáis bote de agua para pintar, y está muy sucia de pigmento, no la tiréis tampoco alegremente al campo. Y si es aguarrás de pintar al óleo menos aún.
Seamos cívicos.

Y sobre todo disfrutad.

Un último consejo: siempre que sea posible, tened dos juegos de materiales de dibujar o pintar. Uno para casa y otro siempre en la bolsa para ir a la calle, así no tendréis que andar metiendo o sacando cosas y no se os olvidarán en casa. Siempre, después de cada salida, reponed lo gastado. Recargad los pinceles con depósito de agua. Si un godget de acuarela está cerca de vaciarse, llenadlo. Llenad las botellas de agua, reemplazad el trapo por uno limpio, dejad un rato los cuadernos fuera de la bolsa, y ésta abierta, para que todo se seque bien. Hacer de esto una rutina ayudará a que podáis salir en cualquier momento, con rapidez, sin tener que pensar en qué coger, porque ya lo tendréis todo preparado.

¿Tenéis alguna pregunta? ¿Marcas de los materiales y equipo que uso, por ejemplo, que no he puesto ninguna? Preguntadme en twitter, mi usuario es @bodastarte

Muchas gracias por leer, y si os ha interesado, ponedlo en práctica si no lo hacéis ya. Es muy satisfactorio llenar un cuaderno, abrirlo y mirar cada dibujo recordando el día que lo hiciste, y se salga una lagrimilla pensando “jo, ese fue el día que me persiguió un perro y casi me tira de la bici”.

Cano

Escrito por Cano.

Nacido en 1970. Aunque ha dibujado y pintado desde siempre, en 2009 Cano hizo dos cosas que cambiaron su vida: se dejó bigote y descubrió la pintura digital. Desde entonces…

Leer más de Cano