Tramas de cómic no digitales


Hola, muy buenas a todos. Hoy os traigo un tutorial sobre la aplicación de tramas para cómic y manga. Seguro que habréis oído hablar de ellas o igual no, pero seguro, seguro que las habéis visto mil y una veces en los mangas.

Antes de nada, ¿qué son las tramas? Las tramas son láminas con diferentes motivos y degradados formados por puntitos o rayas negras de diferentes tamaños y espesores que crean diferentes tonalidades de grises y se usan sobre todo en los cómics y mangas. Estos diseños se adhieren al dibujo mediante trasferencia de su papel de soporte al papel del dibujo mediante presión y una vez puestas se pueden rascar y modificar para conseguir el efecto que queremos.

Y me diréis ¿oye, para que queremos las tramas tradicionales que seguro que son un coñazo de aplicar teniendo programas digitales de dibujo que nos permiten ponerlas muy fácilmente sin gastarnos un duro y teniendo acceso a cientos y cientos de diseños diferentes? Bueno, pues porque molan y porque quedan muy chulis en los originales, para qué nos vamos a engañar.

Y sí, no os voy a mentir, estas hojas de tramas son un poquito caras y últimamente debido al auge del digital es de cada vez más difícil encontrarlas aunque aún se pueden localizar tiendas online que las vendan y si tenéis suerte alguna física. Antes las vendían en una papelería técnica de mi ciudad. ¿En una técnica? ¡Pero si son para manga! Sí y no. Su uso más general es en mangas y cómics, pero algunas de sus variantes también se usaban muchísimo para trabajos de arquitectura, como por ejemplo las que tienen arbolitos o diseños de ladrillos, tipos de rocas y materiales varios, aunque creo que ahora tampoco se usan ya demasiado puesto que en su mayoría los planos y similares se hacen con digital debido a su pulcritud y facilidad a la hora de hacer geometrías exactas.

Entonces ¿por qué estoy haciendo un tutorial sobre el uso de tramas tradicionales? Porque quizá se dé el caso de que os topéis con ellas y os dé el gusanillo de utilizarlas. Así que dicho esto doy por finalizada la introducción y… ¡que dé comienzo el tutorial!

Lo primero que debemos saber es que las hojas de tramas están compuestas por dos papeles diferentes:

  • Uno similar al papel de cebolla, de tacto un poco áspero y basto, que sirve para proteger la tinta que forma la trama.
  • Otro es un papel traslúcido con tacto muy suave sobre el que está fijada la tinta.

C:\Users\Irene\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\photo5791743646557646063.jpg

Una vez sabemos esto cogemos el papel de trama y nuestro dibujo y procedemos a calcular la cantidad de papel de trama que vamos a necesitar para cubrir las áreas de nuestro dibujo que precisen el patrón. Para ello ponemos el papel de trama (con el lado suave hacia ARRIBA) y procedemos a dibujar con un boli o o lápiz el contorno de los sectores del dibujo que serán cubiertos pues nuestra trama para luego recortar la hoja de tramas e intentar aprovechar al máximo este papel tan especial.

Ahora que ya tenemos recortada la hoja de trama para que se ajuste a nuestro dibujo separamos el papel protector (el áspero) con mucho cuidado y con más cuidado todavía ponemos la hoja de trama ya con la tinta al descubierto sobre el dibujo presionando un poco para que la trama se quede adherida sobre nuestro dibujo (la tinta de las tramas es un poco pegajosa).

Una vez colocada la trama toca la parte más tediosa del proceso, transferir la tinta del papel de trama al papel del dibujo. Para esto necesitaremos algo duro y plano como una espátula de plástico, una de madera de las de cocina (limpia), una regla, un trozo de madera o metacrilato etc, lo importante es que sea rídido, fácil de agarrar y que el borde sea recto y plano para poder hacer presión sobre el papel sin romperlo. En mi caso uso una espátula de plástico.

Simplemente tendremos que coger nuestro utensilio y pasarlo sobre el papel de trama apretando para hacer que la tinta se transfiera al dibujo, ir pegando pasadas poco a poco y repitiendo la misma zona varias veces para que la tinta abandone el soporte. Para saber si se ha transferido la tinta simplemente levantaremos un poco el papel de soporte de la tinta con cuidadito para comprobar si la tinta sigue sobre él o está ya en el dibujo, si sigue sobre el soporte no pasa nada, vuelve a dejarla sobre el papel y sigue frotando. Una vez consigamos transferir toda la tinta quitaremos el papel soporte con mucho cuidadito dejando al descubierto la tinta de la trama ya pegada a nuestro dibujo.

Ahora solo quedan los retoques finales como dar detalles quitando parte de la tinta, arreglar zonas en las que nos hayamos salido, etc. Para hacer eso solo necesitaremos un cúter, navaja o un bisturí afilado y armados con ella rasparemos con cuidado las partes de la trama que no queremos para quitar la tinta sin dañar el papel y… ¡tadá! ¡Habremos acabado!

Muchas gracias por leerme y espero que os haya resultado útil o al menos entretenido, ¡un saludo!

PD: El dibujo que he usado de ejemplo es una de las portadillas que habrá en la Agenda NEUH para el 2019 ;)

Soturisi

Escrito por Soturisi.

Soturisi es una artista autodidacta segoviana-albacetense que residente en Murcia. Es una apasionada de las acuarelas y las técnicas tradicionales que de vez en cuando hace sus pinitos con la…

Leer más de Soturisi

Deja un comentario