Mantenimiento general de los Copic


Cambiar puntas

Si queréis cambiar la punta de pincel (no tengo nuevas a mano, asi que os tendréis que hacer a la idea) hacemos lo mismo. Apretamos fuerte y tiramos.

Esta es la punta entera (si os habéis quedado con el piquito nada más, sólo habréis quitado la almohadilla y no sirve, coged la base con fuerza con las pinzas y tirad). Reemplazad con la punta nueva y listo.

Al meter la nueva es normal que no entre del todo, asi que empujad con los dedos y un pañuelito para no mancharla hasta que notéis que ni entra más.

Y si se os quedan las manos como a mi, a lavarse las manos :)

Limpiar los copic

Vamos a necesitar alcohol sanitario de 70°, bastoncillos, algodón y los rotus que tengáis sucia la tapa. O la punta. O ambos.

Si tenéis la punta del blender un poco pachuchilla, vale también.

Sacamos la punta del blender con las pinzas (como enseñamos en el 3er tutorial de copics) y la dejamos en remojo en alcohol de 70° un ratito.

Si alguna vez os han salido cristalitos en la punta del copic, no os asustéis es condensación de tinta, retiradlos con un pañuelito y punto. En ocasiones aparecen, pero no le pasa nada al rotulador.

Hoy vamos a limpiar este desastre. Per se no tiene que pasar nada por estar sucio, no va a afectar al rotulador, pero es mejor si está limpio porque así evitamos que le salga «gelatina».

Si alguna vez os pasa, lo notaréis, algo pringoso mientras pintas, especialmente si has pasado el rotulador por cera, corrector o algo con aceites. Al acumularse todo en la tapa al cerrar, es conveniente limpiar de cuando en cuando. Tan fácil como limpiar con un poco de algodón o un bastoncillo mojado en alcohol de 70°. Ojo con las letras de la carcasa del rotu, que pueden borrarse las letras si frotáis con alcohol mucho rato.

Con un bastoncillo limpiad el interior de la tapa también.

En cuanto a la punta del blender que ensuciaba al pintar y hemos dejado en remojo… La punta puede seguir oscura, pero ya no ensucia el papel. No os preocupéis por que esté un poco gris, si no mancha o da el color que no es, es suficiente. :)

Almacenaje de copics

En cuanto al almacenaje de los copic: Da igual si los almacenáis en vertical u horizontal. La diferencia es que si los dejáis en vertical, la tinta irá más hacia la punta que dejéis abajo, pero no pasa nada porque luego irá fluyendo hacia la que uséis para pintar. La propia marca presenta sus copics en packs verticales, aunque luego el display en tiendas es horizontal. Así que como mejor os venga. Eso sí, alejadlos de la luz y el calor.

La luz directa puede, además de dañar la tinta, resquebrajar la carcasa, y no queremos que nos pase eso, es la muerte total del rotulador. El calor hace lo mismo, así que intentad tener los rotuladores en un lugar oscuro y seco, que no sufra muchos cambios bruscos de temperatura.

Si alguna vez se os resquebraja la carcasa, no queda otra que sustituir el rotulador, por más que duela.

Además, los cambios de presión pueden crear burbujas en la tinta, así que tened cuidado con eso si no queréis encontraros un manchurrón en un dibujo…

Si os pasa alguna vez, mala suerte para el dibujo, pero al rotulador no le pasa nada, dejadlo estar unos minutos en horizontal, limpiad el desaguisado y ya está.