Guía low cost para sobrevivir a un evento


Hoy Carlota Quintana, alias Kawaii Dream, nos trae una pequeña guía de consejos para poder reducir gastos cuando os toque ir a eventos, sea con stand o como público… ¡Esperamos que os guste!

He pasado muchos años yendo y viniendo de eventos de manga y cómic por todas partes y con el tiempo he adoptado unas costumbres para que estos viajes no se conviertan en una sangría de dinero.

1. El viaje

Para ajustar el precio al máximo hay varias opciones:

  • Localizar vuelos más baratos en buscadores online.
  • Usar distintos medios de transporte: avión, tren, bus o incluso servicios tipo Blablacar para localizar gente de tu zona que se vaya a desplazar en coche al mismo destino que tú. Las posibilidades son muchas.
  • Si en vuelos largos hay escalas para cambiar de avión puede compensar contratar los vuelos por separado. Por ejemplo, en un viaje de Mallorca a París fue más barato contratar dos vuelos (Mallorca-Barcelona y Barcelona-París) que contratar un vuelo directo Mallorca-París. En este caso, se debió a que en los vuelos nacionales los habitantes de las islas tienen descuente pero en los internacionales no.
  • El viaje suele ser más barato si se contrata con antelación, pero a veces compensa correr el riesgo de esperar a última hora y cazar alguna oferta especial. A veces.

2. El alojamiento

Hay muchas variables a tener en cuenta: ubicación con respecto al evento, precio… por ello tengo una lista de prioridades a la hora de escoger los alojamientos:

  1. Alojarse en casa de una amigo. Cuando el alojamiento es gratis, la ubicación con respecto al evento pierde un poco de importancia, ya que al no pagar por la estancia se puede gastar más en el transporte.
  2. Cuando no se tienen amigos o no tienen hueco, se puede buscar más gente para compartir el alquiler de un piso. Hay muchas páginas web para localizar pisos que se alquilan por días, y si se alquila en grupo el precio por persona es más económico. En este caso ya es importante tener en cuenta la relación precio/distancia, ya que hay que sumar el precio del alojamiento y el de los desplazamientos al evento. Una vez sumadas las dos cantidades se escogerá la opción que resulte más económica.
  3. La tercera opción es el hostal u hotel de toda la vida. Muchos hoteles low cost tienen habitaciones para varias personas, incluso con literas. Suelen ser muy rentables y son fáciles de localizar gracias a páginas web. Al igual que en el caso de los pisos de alquiler, hay que tener en cuenta también la distancia al recinto del evento y escoger la opción que más compense.

3. Los desplazamientos

Los mejores medios para moverse entre el alojamiento y el recinto suelen ser los transportes públicos pero, como siempre, hay varias cosas a tener en cuenta:

  • Si se tiene la suerte de compartir alojamiento con más gente que va al evento en coche, se puede compartir el viaje y pagar la gasolina a medias.
  • La mayoría de las ciudades dispone de abonos de varios viajes para metro y bus. Suelen salir a cuenta y si te sobran viajes siempre se pueden regalar a otra persona, o bien calcular si sale mejor comprar billetes individuales.

4. Comidas

Es una de las cosas en las que más dinero suele perderse, sobre todo si los recintos están aislados y sólo se puede comprar comida en ellos, generalmente a precios exorbitantes. Para evitar un gasto excesivo aquí van mis consejos:

  • Lo primero es averiguar si cerca del recinto del evento hay sitios donde comprar comida. Lo más barato son los supermercados y tiendas. Si no hay, se puede optar por cafeterías y sitios de comida rápida tipo kebab.
  • Otra opción es hacer la compra antes de desplazarse al recinto, llevando la comida para el día.
  • Si no se dispone de ninguna de estas opciones siempre se puede llevar la comida de casa. Yo lo hago muchas veces. Hay que calcular bien el espacio en la maleta, pero sale barato llevarse una bolsa de pan de molde, algo de queso y algún embutido y tirar con ello durante lo que dure el evento. Es un pequeño sacrificio por la salud de nuestro bolsillo.

5. Equipaje

Es algo a tener muy en cuenta, sobre todo en los desplazamientos en avión. Aquí van mis trucos:

  • Lo más importante es saber con cuántas maletas se viajará, tanto en la ida como en la vuelta. Es más barato pagar por adelantado las maletas extra: suele haber una diferencia de unos 20 euros.
  • La mayoría de las aerolíneas permiten una maleta de mano y una facturada, pero hay restricciones de peso. Normalmente sólo pesan la maleta que se factura, pero puede que también facturen la de mano. Por ello, durante la facturación se puede dejar esa maleta con alguien de confianza o en una taquilla.
  • Si se evita la facturación de la maleta de mano, se puede meter en ella todo el material pesado: libros, cómics… y dejar las cosas más ligeras para la maleta facturada: ropa, merchandising… eso sí, hay que asegurarse de que se puede llevar la maleta, que una vez una azafata tuvo que ayudarme con la mía y casi me cobran un recargo por pasarme del peso en la maleta de mano.

Y hasta aquí mi pequeña guía low cost de supervivencia a eventos. Pueden resultar cosas obvias para los que tienen rodaje en estos eventos, pero puede ser útil para los que nunca han ido, ya sea a un stand o como público.