Resultados y conclusiones de la encuesta sobre interés y uso de obras en digital


Tras dos semanas de estar recopilando respuestas a la encuesta sobre interés y uso de obras en digital… ¡por fin podemos enseñaros los resultados! Os agradecemos mucho la participación a quienes la rellenasteis y traemos aquí la información extraída para que sea de utilidad tanto a otros compañeros autoeditores de cómics, novelas y material en papel como para, en sus pequeñas parcelas, músicos, cineastas, creadores de videojuegos, etc.

Lo primero es saber que la encuesta fue rellenada por 132 personas relacionadas con nuestras redes, una muestra reducida pero representativa y que mantuvo unos patrones medianamente estables a lo largo de los días que duró. A continuación exponemos los resultados de cada pregunta, añadiendo un breve comentario en aquellas que creamos que requieren un extra.



Como podemos comprobar, de las dos primeras preguntas se infiere que el público que valora las obras en digital no es mayoritario pero sí relevante, aunque aquellos que las tienen como una compra habitual son aún pocos. Igualmente se ve que casi la mitad de los encuestados aumentaron de algún modo su consumo de las mismas durante el confinamiento, si bien fueron también pocos los que mostraron una subida notoria al respecto.

Procedemos ahora a valorar las respuestas sobre precios que se consideran adecuados para cada tipo de obra.

Aparte de lo mostrado gráficamente, hay que añadir que el análisis del excel muestra que la media de respuesta fue de 7,31€, la mediana de 5€ y la moda 3€. Si bien hay también un número importante de encuestados que votaron por encima de esos parámetros -sobre todo hasta los 10€-, los resultados parecen indicar que los tres valores nos muestran una horquilla relevante a la hora de calcular los precios de nuestras obras literarias, toda vez que suman un poco más de la mitad de los votos. Ateniéndonos a la gráfica podríamos añadir también que parece que por debajo de 3€ los valores son residuales y por encima de 10€ las posibilidades de venta serían ya muy menores.

En el caso de los cómics en blanco y negro, aparte de lo visto en la gráfica, en análisis nos muestra una media de 7,53€, una mediana de 5€ y una moda de 5€. De nuevo hay un porcentaje relevante de gente que votó por encima de dichos valores, así como otro que votó por debajo, así que en este caso la horquilla, si bien es útil, se muestra menos representativa. Al igual que con las novelas, observando la gráfica podríamos añadir también que parece que por debajo de 3€ los valores son residuales y por encima de 10€ las posibilidades de venta serían ya muy menores.

Con los cómics en color nos encontramos con que la media es de 10,49€, la mediana de 7€ y la moda de 5€. En esta ocasión se comprueba tanto que el público está dispuesto a pagar más al ser obras en color, como que los votos superiores a dichos valores son inferiores en número, haciendo a la horquilla tener un poco más de la mayoría de votos, si bien hay algunos resultados extremos que hacen que la media engorde. En esta ocasión vemos que a partir de 4€ es cuando parece que comienza a haber valores relevantes, al igual que podemos comprobar que los dispuestos a pagar más de los 10€ mencionados en los anteriores casos, si bien siguen siendo minoritarios, no son tan desdeñables (27%).

Por último respecto a los artbooks vemos que la media es de 11,37€, la mediana de 8€ y la moda está empatada en 5€ y 10€. Comprobamos así que la disposición a pagar un poco más por un artbook en digital está ahí, y que si bien también aquí hay valores extremos que hacen que la media engorde, una ligera mayoría de votos se encuentra entre esos números. De nuevo volvemos a ver los 3€ como barrera mínima para empezar a tener resultados interesantes, y hallamos que por encima de los 10€ hay una bajada, pero como en el caso de los cómics a color con números aún relevantes (28%).

Proseguimos con varias preguntas de valoración de estrategias de venta y promoción ante la situación actual.

Por lo que podemos ver en ellas, los encuestados manifiestan por lo general una buena aceptación de estrategias de agrupación de obras, siendo incluso comprensivos con que no todas tengan por qué serles llamativas de inicio, así como manifiesta un apoyo muy mayoritario a que los compradores de material físico mientras dure el confinamiento reciban primero la obra en digital para poder disfrutarla inmediatamente, y ya que luego recibieran el tomo físico cuando fuera posible para así tenerlo en su colección.

Seguidamente tenemos dos preguntas sobre los modus operandi ante el confinamiento tanto de autores como de clientes.

Como se puede ver, los encuestados fueron bastante claros al respecto: están dispuestos a acercarse más al material en digital, pero reclaman que nosotros como autores pongamos también de nuestra parte para facilitarles la labor, aunque sea con acciones puntuales.

A continuación mostramos varias gráficas referidas a las intenciones de pago con otras formas de arte que ofrecen obras en digital, así como cuáles serían los presupuestos generales que se manejarían.

Aparte de lo que nos enseña la gráfica, podemos añadir que la media fue de 26,54€, la mediana de 20€ y la moda también de 20€. Hay valores bastante extremos en cuanto al gasto total que se autopresupuestan bastantes votantes, así como los que se encuentra dentro de la horquilla de esos parámetros son ni un tercio del total, así que si bien dicha horquilla es relevante, parece algo más orientativo que definitivo. Sí que parece que podemos afirmar que el porcentaje de gente que tiene un presupuesto muy reducido (10€ o menos) es relevante, ya que es un 31%, y que por encima de 50€ los valores son residuales.

Por lo que se puede ver, las variaciones en dicho presupuesto existen en algunos casos, pero la gran mayoría manifiesta que es similar al anterior al confinamiento.

En este caso, aparte de la gráfica, vemos que la media es de 6,71€, la mediana de 5€ y la moda de 5€. Si bien sirven como orientación, también es verdad que dicha horquilla suma apenas un 40% del total de votos, que hay mucha variabilidad de resultados, y hay cantidades relevantes de encuestados que pusieron cifras tanto muy mayores como menores (particularmente llamativa esa cantidad de votos en 0€).

En este caso, si bien la gráfica es bastante elocuente de por sí, cabe mencionar que la media es de 7,47€, la mediana de 5€ y la moda de 0€. Combinada con la gráfica anterior los datos parecen indicar que, si bien hay relevante de votos por encima de dicha horquilla, una mayoría clara de los encuestado se encuentran dentro de ella, lo que implicaría que consideran sólo compra una o dos obras en digital al mes como mucho, siendo casi un tercio de los encuestados los convencidos de que lo más probable es que no gasten nada al respecto.

Aquí vemos que la media es de 5,50€, la mediana de 5€ y la moda de 5€. En este casi la horquilla mostrada por ellos no es muy variada, pero combinada con la gráfica parece mostrar que una gran mayoría consideran que 5 o menos de 5 es el precio correcto. En este caso además los valores extremos por lo alto son mucho menos exagerados que en otros.

En esta ocasión tenemos, aparte de lo gráfico, que la mediana es de 11,84€, la mediana de 8€ y la moda de 0€. Si bien en esta ocasión sí que vuelve a haber valores muy extremos por lo alto que elevan mucho la media, la gran mayoría de los encuestados se encuentran por debajo de esos 12€, siendo posteriormente los superiores a 20€ prácticamente residuales.

En esta ocasión vemos que la media es de 21,74€, la mediana de 20€ y la moda de 20€. Una horquilla tan pequeña en este caso no nos dice mucho, pudiéndose comprobar además que hay una variabilidad de resultados muy grande y valores bastante extremos, así que es una de las gráficas menos concluyentes quizá de esta encuesta. Como mucho comentar que la mitad de los encuestados están igual o por debajo de esos 20€, mientras que la otra mitad está en todos los demás precios.

En cuanto al acumulado de videojuegos vemos que la media es de 22,17€, la mediana de 15€ y la moda de 0€. De nuevo los resultados son muy variables, pudiendo sacar pocas conclusiones más allá de que por encima de los 40€ los resultados son residuales, o que de nuevo vemos que la mayoría está igual o por debajo de los 20€ (un 56%).

Tras este recuento numérico llegaríamos a las dos últimas preguntas, referidas a la relación entre digital y físico.

En esta ocasión nos encontramos con una mitad casi perfecta entre los que consideran relevante que tras una compra en digital haya una rebaja posterior si dicho comprador obtiene la versión física, y los que no lo ven importante. Nos resulta llamativo que dentro de dicho interés es bastante mayor el porcentaje de los que creen que debe ser una ligera rebaja y no la rebaja total del precio digital.

Por último nos encontramos con que una ligera mayoría considera que las obras en digital son caras respecto a lo físico, pero un porcentaje relevante creen que realmente están bien ajustadas, habiendo incluso un pequeño reducto que cree que podrían tener un precio aun mayor.

Y bueno, eso es todo. Como podéis comprobar la encuesta dio tanto resultados muy claros en algunas preguntas como meramente orientativos en otras. En cualquier caso esperamos que nuestros compañeros artistas puedan sacarle su jugo útil como nosotros, que a raíz de estas respuestas ya estamos planeando nuestros próximos movimientos de cara a poder ofreceros nuestras obras de la manera más ajustada y facilitada posible.

Y con esto, por hoy nos despedimos. ¡Un saludo, buen resto de semana, y muchas gracias de nuevo por vuestro tiempo y atención!