Hacer un expositor con una caja de cartón


Con materiales baratos o gratuitos y fáciles de conseguir, se puede fabricar una bonita caja expositora para poner libros u otros artículos en los puntos de venta. Necesitarás una regla, un cúter y una caja de cartón.

Caja de cartón para expositor © 2018 Rebecca Bielawski

Primero, escoge una caja con las dimensiones precisas según el tamaño de los libros a exponer. En mi caso voy a hacer un expositor con dos estantes para poner tres filas de libros de tamaño 20×20 cm aproximadamente. La caja en el vídeo tiene dimensiones 30×27×38 cm.

Revisa la caja asegurándote de que no tenga daños, sobre todo en las esquinas. Usa el cúter para hacer los cortes indicados. Unos cortes son para eliminar las partes que no necesitamos y otros para dejar solo una capa del cartón y poder doblarlo fácilmente. En ese caso no atravesieses el cartón por completo.

Una vez que tienes la forma básica, puedes usar grapas o cola para pegar y reforzar.

Ahora toca la decoración. Para la mía, pinté con spray y la forré con una tela de arpillera porque encajaba con el estilo de los libros que quería exponer y además disimula muy bien las imperfecciones de la caja. Igualmente podría utilizar otro tipo de tela utilizando cola para pegarlo. Otro opción es papel adhesivo o pegatinas.

Expositor © 2018 Rebecca Bielawski

Mis pequeños estantes están hechos a partir de unos tableros de aglomerado finos para manualidades. Son suficientemente fuertes y se puede cortar con cúter sin demasiada dificultad. En las tiendas de bricolaje hay también perfiles de madera, plástico o metal que se pueden adaptar para este uso. Yo pegué los soportes a las paredes de la caja con la pistola de pegamento para poder poner los estantes encima.

Hay muchas posibilidades para modificar la caja, dándole un toque profesional a tus productos y el protagonismo que se merecen.