Serie “La Vieja Guardia” de John Scalzi


Hoy me apetece recomendaros la serie de “La Vieja Guardia” de John Scalzi. Ciencia ficción de la buena y humor también del bueno.

¿Y quién es Scalzi? Es, queridos lectores, un autor americano, bastante poco conocido por aquí, pero del que se debería hablar más. Mucho más. Ganó un premio Hugo hará unos años y, tras ganarlo, una de las primeras cosas que hizo fue disfrazarlo de conejito, si mal no recuerdo (y esto debiera daros una idea de lo poco en serio que se toma la vida). Ah, también ha guionizado Star Trek y Star Gate Universe. Para terminar de redondear su perfil he de decir que es un firme defensor de la igualdad entre hombres y mujeres así como del respeto hacia todas las creencias y tendencias humanas. Se niega a ir a convenciones que no tengan una política clara anti-acoso sexual y medidas para evitar que ocurra. Tampoco le gusta participar en mesas redondas en que no haya igual número de hombres que de mujeres y ha sugerido hasta coger mujeres del público para llegar al cuorum porque seguro que tienen cosas muy interesantes que aportar. Es, además, una persona muy interesante de seguir por las redes sociales: @scalzi en Twitter y su blog.

Vale pero, ¿qué más? Bueno, escribe ciencia ficción, pero no ciencia ficción al uso, sino ciencia ficción de humor. Hay drama, sí, y muertes en abundancia, pero sobre todo y ante todo humor, mucho humor en todas y cada una de sus novelas. Humo del negro, en muchas ocasiones. Y por eso precisamente me gusta. Me hace reír. Cada vez que cojo un libro suyo sé de antemano que me va a hacer, mínimo sonreír, y hasta reír a carcajadas con algunas de las escenas.

De entre todas sus obras os quiero recomendar hoy, como he dicho al inicio de esta entrada, “La Vieja Guardia“. Una serie de ciencia ficción al viejo estilo de conquista y guerra intergaláctica, con un toque a lo Starship Troopers pero con humor. ¿Por qué esta y no otra? Bueno, pues porque el primer tomo de la serie fue una autoedición. De la época en que todavía no estaba de moda autoeditarse, allá por 2002. Se financió la novela recaudando fondos por Paypal, ni más ni menos. Y fue un éxito. Tanto que posteriormente fue editado en 2005 por una editorial y, ahora mismo, la serie cuenta con seis tomos.

¿Y de qué va esta novela? Pues imaginad que la humanidad se ha expandido por el universo y que al hacerlo ha descubierto que no está sola, sino acompañada. MUY acompañada. De hecho, demasiado acompañada. El universo de ahí fuera está lleno a reventar de especies alienígenas. Especies mayormente hostiles a la Tierra. Mayormente hostiles unas con otras también. Porque resulta que hay muy pocos planetas habitables en el universo para tanta especie alienígena suelta. Así que la colonización es algo así como el juego de la silla, y tonto el último. Y si hay un planeta y 3 razas, las hostias están aseguradas y el que sobreviva se lo queda, al menos hasta que los otros dos perdedores vuelvan con refuerzos.

La Fuerza de Defensa Colonial (FDC) es la rama del ejército que se encarga de velar por las colonias de la Humanidad y de defender los nuevos planetas que se colonizan contra las otras especies que se encuentren entrometiéndose por ahí. Lo dicho. Ese planeta es mío porque lo vi primero… No, es mío… Guerra al canto. Pero claro, ahora imaginaros a una Tierra superpoblada que exporta colonos de los países en desarrollo al espacio. Colonos jóvenes. Porque un nuevo planeta necesita colonos jóvenes que puedan reproducirse, estén sanos, etcétera.

Pero hemos hablado de un entorno de guerras constantes. Si tú fueras el gobierno, ¿desperdiciarías a la gente joven que es imprescindible a nivel colonial enviándola a combatir contra letales especies alienígenas de lo más variopinto?

La respuesta que estáis buscando es NO. Porque la FDC ha encontrado otra solución. Enviar a los abuelos de más de 75 años, de esos que “sobran” en una Tierra de población envejecida, que son una carga para el sistema sanitario, etcétera. Los abuelos no se van a colonizar. Los abuelos son enviados a combatir. Ahora estaréis sorprendidos, ¿verdad? Porque ¿qué va a hacer un abuelo de 75 allá fuera, luchando con letales, repito, letales, especies alienígenas? Mucho más de lo que os imagináis. Las FDC han ideado algo. Algo que la tecnología que tienen les permite llevar a cabo con facilidad.

El trato es el siguiente. Tú, abuelo de 75 años, sí tú. ¿Quieres tener una segunda juventud? ¿Quieres ver mundo, o más bien universo? ¿Quieres volver a tener 20 años de nuevo y volver a tener una vida nueva? ¡Alístate! Te damos un cuerpo clónico, pero con las más increíbles mejoras genéticas de combate, de 20 años. Y si sobrevives al servicio militar de 5 años ¡te quedas el cuerpo, pero sin las mejoras genéticas de combate, y te dejamos irte al planeta colonial de tus deseos (no a la Tierra)! Una nueva vida siendo joven de nuevo.

Una ganga.

Salvo por eso de tener que “sobrevivir al servicio”, claro. De modo que no son pocos los abuelos que, ante la perspectiva de una vejez cada vez peor, deciden alistarse en el ejército por esa oportunidad de ser joven de nuevo. Morir, ya se iban a morir. Así al menos tienen una segunda oportunidad. Y mejor que a uno lo maten en una guerra con un cuerpo de 20 años, que sufrir de cáncer, Alzheimer, Parkinson, demencia senil o simple vejez hasta el día de tu muerte.

Por su parte, las FDC salen también ganando. La experiencia de una mente que ya está de vuelta de todo y no será un atolondrado jovencito de 20 años, en un cuerpo de dicha edad, fuerte, rápido y con increíbles mejoras genéticas. Además, conservan a los jóvenes de verdad para la colonización. ¡Todo son ventajas, señores! Salvo por alguna que otra cosa. Cosa que no os desvelaré para no haceros spoilers.

Pero ¿por qué leer esta obra? Básicamente porque os hará reír. Porque el drama está muy bien dosificado. Por la acción a raudales y por los diseños de personajes que se gasta Scalzi. Por la crítica social y militar encubierta. Por la trama, que es bastante más compleja de lo que os pueda parecer aquí y porque hay más, mucho más de lo que aparenta.

En castellano podréis encontrar los cuatro primeros tomos de esta serie:

  1. La vieja guardia
  2. Las brigadas fantasma
  3. La colonia perdida
  4. La historia de Zoë (este narra los mismos hechos del tomo 3 pero desde el punto de vista de Zoë)

Pero Scalzi ha publicado un quinto tomo titulado “The Human Division” y un sexto tomo titulado “The End of All things”, que por ahora sólo están disponibles en inglés.

Así que ya sabéis, si queréis reíros y disfrutar de unas aventuras espaciales la mar de interesantes, acercaos a esta obra, porque de verdad lo merece.