Papeles, papeles, papeles


Hablemos de papel. Sí, ya sabéis, eso que usamos casi a diario pero que a veces resulta un gran desconocido, sobre todo para los que nos dedicamos a la autoedición y nos toca lidiar con imprentas y copisterías. Existen muchísimos tipos de papel, pero nos centraremos en los más comunes.

Por tipo de papel

Papel Offset
Este tipo de papel es el más común de todos en el mundo de la impresión, es por decirlo de algún modo el papel por defecto, grueso, algo rugoso y poroso.
Papel Satinado
Es muy parecido al offset, pero su tacto es más suave y menos poroso ya que es sometido a una presión extra para lograr esa tersura y lustre en el papel.
Papel Estucado
Este papel lleva un revestimiento suave ya sea en una o en las dos caras con lo que se obtiene una superficie mucho más compacta, lisa y con mejores propiedades de reflexión.

¿Cuál escoger?

Si queremos imprimir algo a color, como láminas o cómics a color, es mejor decantarse por un papel estucado, por el brillo y la viveza que le dará a los colores. Si en cambio nos interesa algo en blanco y negro como un cómic es mejor escoger un papel tipo offset.

Para flyers y merchandising (como chapas o llaveros que luego plastificaremos), el papel satinado es la mejor opción. En la mayoría de imprentas online, que suelen ser más baratas, ofrecen papel offset o estucado, el satinado es más fácil encontrarlo en copisterías. ¡Ah! y cuidado con los que confunden satinado con estucado, que me ha ocurrido en más de una ocasión.

A la izquierda un ejemplo de cómic en B/N en papel estucado. A la derecha, un cómic a color en papel offset (In Real Life). © 2015 de la foto Carlota Quintana

A la izquierda un ejemplo de cómic en B/N en papel estucado. A la derecha, un cómic a color en papel offset (In Real Life).
© 2015 de la foto Carlota Quintana

Por otra parte, si queremos unos negros más vivos y vibrantes podemos usar papel estucado para cómic en blanco y negro como en el ejemplo de la izquierda. Si lo que buscamos es una imagen más “retro” se puede escoger papel offset para imprimir en color como en el cómic “In real life” que se muestra a la derecha.

Por gramaje

El gramaje es el peso por metro cuadrado que tiene el papel y viene determinado por muchos factores. Normalmente, a más gramaje, más grosor, pero no se aplica entre distintos tipos de papeles: por ejemplo, un papel offset de 120gr será más grueso que un papel estucado de 120gr.

Características del papel. ©2015 Manuel Tamayo Haya https://manueltamayohaya.wordpress.com/2012/06/21/volumen-especifico-gramaje-y-grosor/

Características del papel.
©2015 Manuel Tamayo Haya

¿Cuál escoger?

Papeles no satinados

Entre 90gr y 120gr
Son los gramajes más comunes, estos gramajes son recomendables para todo lo que son publicaciones encuadernadas, ya que usar gramajes superiores complicaría el encuadernado sobre todo en publicaciones con muchas páginas.
Entre 135gr y 200gr
Estos gramajes son recomendables para flyers, dípticos, trípticos, folletos o revistas de pocas páginas, incluso los 200gr sirven para las portadas de un dossier.
De más de 200gr
Dependiendo de cada tipo o marca de papel podemos hacer muchas cosas, desde tarjetas de visita, portadas de libros y revistas, alguna pieza de packaging, carpetas contenedoras de documentos.

Papeles satinados/estucados

Entre 90gr y 120gr
Como en el caso de los no satinados, son los gramajes más comunes y tienen utilidades similares, como por ejemplo flyers, dípticos, trípticos, desplegables, planos e interiores de folletos, revistas y libros.
Entre 135gr y 160gr
Estos gramajes son recomendables para para cualquier tipo de print, ya que tendrán bastante cuerpo, pero sin pasarse y por el tipo de papel tendrán un brillo y color más vibrante.
Entre 160gr y 250gr
Para cosas como postales y marcapáginas que necesitan un poco más de grosor y resistencia estes gramajes son los más recomendables.
De más de 250gr
Estes gramajes son ideales para portadas de revistas, libros, catálogos, objetos desplegables con mucha consistencia.