Ferias de tebeos


Me gustaría empezar este artículo hablando sobre ferias de tebeos y otras lindezas, sobre todo desde el punto de vista profesional, aunque seas un fanzine o estés en el callejón del artista, rincón del artista o el como-se-llame del artista. Espero que os sea de utilidad.

Me gustaría hablar de algunos errores y cosas a tener en cuenta cuando montas un stand en una feria o evento, sin ningún orden preestablecido. Son cosas que he visto y que surgen, se podría llegar a actualizar por los comentarios y aportaciones que queráis hacer.

El nombre de la cosa: A ver, este es uno de los puntos que más me llamaron la atención en un evento reciente. Había gente que tenía cosas geniales en su stand, pero ninguna forma de saber cómo se llamaban, ningún rótulo o cartel en el sitio, ni una sola tarjeta de visita (que es lo mínimo), ni un flyer ni nada de nada. Piénsalo, compañero artista, QUIERES que la gente te encuentre y compre tu arte, ¿no? ¡Pues facilítaselo, que los telépatas son pocos, en caso de existir! Un roll up, un cartelote, tarjetitas… ALGO con tu nombre que la gente pueda recordar o coger.

Hágase la luz: Los puntos de luz son un tema interesante. Tener uno en tu stand te asegura una tontería tan básica como poder cargar el móvil o tener un ordenador enchufado para cualquier menester, ya sea llevar cuentas, hacer demostraciones, poner en autorrepetición algún tipo de música horrible y perforacráneos que da la casualidad de ser el opening de la última serie de anime de moda. En cualquier caso, tener un enchufe funcional puede solucionarte muchos problemas, infórmate si vas a tener uno.

El muro: El uso de las paredes es algo totalmente legítimo, que lo sepas. Por norma general, claro, no está de más preguntar a la organización. Pero si se pueden pegar cosas, ¿por qué no aprovechar esos muros que tienes detrás? Exposición de impresiones, poner tu cartel (ver arriba), poner polaroids de la gente que venga a verte al stand, cualquier cosa. el caso es… ¡las tienes, aprovéchalas!

Arriba, siempre arriba: Crecer en vertical siempre es buena política, sobre todo cuando tu espacio horizontal es limitado. Hay formas de montar estanterías y rejillas que se sitúen en vertical, y que, más importante, permitan poner el material que más te interese vender a la altura de los ojos del público. Da igual de qué material estén hechas, mientras aguanten y puedas poner de una forma u otra tu material ahí.

Hermanos de armas: ¿Cuánta gente debe trabajar en tu stand? yo diría que mínimo dos personas, para que pueda cubrirse el momento de necesidad de ir al baño de uno o que el otro se vaya a por comida, a por cambio, a por más material. Que haya alguno más es hasta recomendable. Pero pensemos también en las cuestiones de espacio. No te hará bien que metas cincuenta personas a trabajar en tu stand de 2’5 metros cuadrados, y no sólo porque no caben. Un poco de racionalidad no está de más. En éste y en el resto de puntos de esta miniguía.

Llévate esa mandanga: El transporte de material al recinto también es otro punto que debes tener organizado. Con suerte, podrás meter el coche hasta el stand y descargar allí, pero suele ser el más raro de los casos. depende de la cantidad de material que lleves, agenciate una maleta, un carrito o algún otro tipo de medio de transporte para llevarlo. Y a ser posible, alguien fuertecico, pero si no, con calma, con pausas, y doblando las rodillas en vez de la espalda.

Son las cosas del querer: Seamos realistas. Vas a necesitar suministros y material vario para montar tu stand, como por ejemplo: tijeras o cutter, cinta de carrocero (es menos agresiva que el celo con el papel), cinta aislante (nunca sobra), bolsas para dar la mercancía a tus clientes, botellas de agua, cosas de picar (mantener apartadas del material), un par de taburetes por si no hay sillas (a veces pasa), bolis y hojas para apuntar, batería extra para el móvil (si no hay puntos de luz), y, en general, cualquier cosa que pienses que puedes necesitar.

El culto a la imagen: A la gente les encanta hacerse fotos y buscarse después por internet. Algo que no está de más es buscar una excusa para hacerles fotos (un gorro tonto, un muñeco que pose con todo el mundo, alguien con una polaroid…) y luego colgar esas fotos en tu página, “nuestros fans”, “nuestros amigos” o algo similar. Pero recordad el primer punto: TIENEN QUE SABER ENCONTRAROS, que sepan vuestro nombre.

Pues eso ha sido todo de momento. Si tenéis ideas que añadir, sois libres de escribirlas en los comentarios. ¡Un saludete!

Entrada publicada originalmente en el Patreon del autor.