Preventa vs Crowdfunding. Similitudes y diferencias


Las preventas y los crowdfundings tienen bastantes cosas en común y en los últimos tiempos las primeras han asimilado algunos conceptos de los segundos, pero hay también muchas diferencias entre ambos y quizás lo que más los diferencia es su planteamiento original.

Las preventas parten de un producto hecho o en producción por lo que, independientemente de cómo vaya la preventa, el producto verá la luz. El dinero recaudado con este sistema es un apoyo para el creador pero no la fuente de financiación principal.

Los crowdfundings parten de un proyecto más o menos avanzado por lo que, si este no funciona alcanzando su meta, el producto no llegará a ver la luz ya que se trata de la fuente de financiación principal.

Ejemplo de crowdfunding de nuestros compañeros de The Rocketman Project.

Por lo tanto, las preventas suelen tener un tiempo mucho más corto de entrega que los crowdfundings, ya que cuando se abre una preventa los productos de las mismas están ya producidos o en producción. En cambio, cuando se abre un crowdfunding el producto normalmente está en fase de proyecto. Muchas veces éste está bastante avanzado, pero no siempre es así ya que en ocasiones para ponerse en marcha se necesita el dinero que se recauda en el crowdfunding. Esto no suele ocurrir con los crowdfunding de libros o cómics pero si con otro tipo de productos.

Hay gente que no quiere quedarse sin su producto y para asegurarse su copia reserva una. Lo malo de este sistema es que es habitual que una parte de las reservas no se conviertan en venta, lo que puede llegar a suponer pérdidas económicas al vendedor. Para evitar esto surgieron las preventas, que aseguran los ingresos.

Ejemplo de preventa de nuestros compañeros de Pandapon Studio.

Estas preventas han avanzado y el hecho de tenerlo antes de que llegue a las tiendas o eventos muchas veces ya no es suficiente para atraer a los compradores. Por ello han tomado ejemplo del sistema de recompensas de los crowdfundings, lo que significa que en los últimos tiempos, junto con el objeto de la misma preventa, los clientes se llevan extras exclusivos que sirven como aliciente para que la gente quiera hacerse con el producto.

Para concluir, resumiré en qué casos es mejor escoger una u otra opción en el caso de libros y cómics, que suele ser lo que más nos atañe a los autoeditores.

Preventa

  • Si tienes el libro/cómic listo para mandarlo a imprenta o ya está en imprenta.
  • Si tienes el dinero para pagar la producción del libro/cómic y los extras si los hay.
  • Si el libro/cómic llegará como máximo en 3 o 4 meses a sus compradores.

Crowdfunding:

  • Si tienes el libro/cómic en proceso o cerca de terminarlo.
  • Si no tienes todo o parte del dinero para pagar la producción del libro/cómic y las recompensas.
  • Si el libro/cómic llegará como máximo en 8 o 9 meses a sus compradores (a veces más, pero avisando de las fechas).

3 Comments

  1. Gurrupurru

    Jo, pues yo tengo un cómic listo para la imprenta pero no tengo dinero. Me quedo en tierra de nadie :,) ¿Qué opción sería mejor en este caso?

  2. KawaiiDream
    KawaiiDream

    Gurru en ese caso sería mejor un crowfunding según mi modo de ver, si haces una preventa pero tardas mucho en reunir el dinero para mandarlo a imprenta los que han cogido la preventa al principio de todo se van a acabar enfadando por la espera

Comments are closed.