Día del libro NEUH


¡Buenos días a todos, queridos lectores! ¡Hoy es el día del libro y desde NEUH queremos celebrarlo con todos vosotros a lo grande. Como parte de esa celebración, algunos autores de NEUH nos hemos reunido para recomendaros unas bonitas lecturas. Algunas obras van con texto, otras con foto, pero desde el fondo de nuestros corazoncitos lectores las recomendamos con la misma pasión.

Ahí vamos.
Nuestra compañera Lira KraunikLira recomienda:

El fantasma de Anya, por Vera Brosgol

Anya es una chica con una vida social que deja que desear, pero relativamente normal. Hasta que un día cae en un pozo en medio de la nada y encuentra el esqueleto de una chica muerta hace años, cuyo fantasma la sigue a casa. Con la compañía de su nueva y peculiar compañera, Anya verá los problemas de su día a día desde una perspectiva distinta, a la vez que intenta descifrar el misterio de la muerte de ella.

El dibujo en sencillo pero consistente y elegante, con una excelente planificación de escenas y gran expresividad. El estilo se presta muy bien para esta historia que aparenta al inicio ser apacible y tranquila y de pronto nos sorprende tomando giros más oscuros. Narrativamente hablando tiene un ritmo fluido y preciso.

Muy recomendable.

Ahora vamos a por la recomendación de Carlota QuintanaCarlota:

Cory Doctorow y Jen Wang - In Real Life Mi recomendación para este día del libro es un cómic titulado En la vida real con guión de Cory Doctorow con dibujo de Jen Wang, un cómic que me enamoró desde la primera página y que me conquistó por completo una vez terminado de leer. Los que me conozcan sabrán que no suelo salir mucho de mi terreno cómodo de los mangas, por lo que este cómic fue todo un regalo, literalmente, ya que me lo regalaron y la verdad estoy muy agradecida por ello.

En la vida real trata muchos temas de actualidad desde un punto de vista muy cercano que hace que resulte muy fácil empatizar y entender a la protagonista, acompañado de un dibujo agradable que entra por los ojos a pesar de su sencillez. Desde juegos online, complejos, la vida de una adolescente en su instituto y las relaciones con los padres hasta cosas tan profundas como la desigualdad de género, la brecha social y las dificultades para ganarse la vida en condiciones complejas y adversas. Por lo que si quieres leer un cómic con un buen guión y un dibujo que lo acompaña, no dudes que con este título acertarás.

Seguimos con la de Gurrupurru:

Caniculadas - Institutos Mi recomendación es un tebeo sobre leyendas urbanas de instituto, obra de las autoras del extinto webcómic Caniculadas: INSTITUTOS. Carla Berrocal, Mireia Pérez, Mamen Moreu, Señorita M., Bea Tormo, Clara Soriano y Natacha Bustos crearon una historieta fresca y divertida que se lee rápido y da gusto releer por su variedad de estilos y puntos de vista. Lo publicó Astiberri en 2014.

Ahora le toca el turno a Caryanna ReuvenCaryanna:

Lois McMaster Bujold - Hermanos de armas Hola a todos. En un día como hoy, me gustaría recomendaros la Saga Vorkósigan de Lois McMaster Bujold. Si tuviera que elegir a mi escritora de ciencia ficción favorita, sería ella; aunque Connie Willis se le quedaría muy cerquita. ¿Que por qué la recomiendo? Pues por muchas cosas. Y no, no voy a citaros todos premios Hugo, Nebula, Locus y Campbell que tiene o a los que ha sido nominada, aunque podría, y aviso que esa lista sería larga. La voy a recomendar especialmente por su capacidad de construcción de personajes, porque es extraordinaria. Sus personajes son siempre fascinantes, atrayentes, variados, y Bujold es capaz de hacerte empatizar con ellos con una facilidad asombrosa. Lo logra tanto con los protagonistas como con los secundarios, no hay personaje que deje de lado. Y no sólo es capaz de desarrollarlos a lo largo de una novela, sino también a lo largo de sus vidas, según van envejeciendo. Los ves cambiar, madurar, crecer, y no puedes evitar crecer con ellos.

Pero también recomiendo a Bujold por su construcción de mundos e historias, por cómo las entrelaza. Por su facilidad para cambiar de registro novela tras novela. Te mantiene en vilo con cada una de ellas, con cada trama y con cada subtrama que desarrolla. Leer a Bujold es quedarte enganchada a un libro suyo horas y horas, incapaz de dejarlo. Te hace reír y te hace llorar.

Para terminar, también quiero recomendaros a esta autora porque pocas novelas o sagas aguantan tres relecturas, y admito que me he leído casi todas sus obras 3 veces y me las voy a leer una cuarta y seguramente una quinta vez.

Nuestra amiga Rocketman ProjectMercedes nos recomienda:

Hace ya unos cuantos meses que leí Sin ti no hay nosotros, de Suki Kim, así que no puedo hacer un análisis preciso de su forma de escribir o de su uso del lenguaje. Pero sí recuerdo que fue un libro que me ayudó a entender a los demás. Suki Kim es surcoreana de nacimiento aunque vive en Estados Unidos desde los trece años. Consiguió viajar a Corea del Norte como profesora misionera, aunque realmente ella no fuera creyente ni profesora. En el libro narra su experiencia en este país desconocido para la mayoría de los occidentales, sino para todo el mundo. Pero lo que más me impactó del libro no fue el retrato de esta sociedad tan alienígena para mí, que por supuesto me resultó sorprendente, intrigante, atrayente y a la vez aterradora. En realidad lo que más recuerdo del libro ahora que el primer impacto ha pasado fue su capacidad para mostrar a personas reales; seres tan extraños que seguían los designios de un desconocido como si fuera dios, que vivían en perpetuo estado de alarma, que estaban dispuestos a dar la vida por ese país tan terrible que tienen. Pero a la vez esos desconocidos son adolescentes, chicos nerviosos, curiosos, con ganas de conocer cosas nuevas. Me gustó el libro porque me ayudó a comprender un poco mejor el peso de las circunstancias, lo maleables que somos, cómo podemos adaptarnos a cualquier situación por imposible que parezca desde fuera.

Os recomiendo este libro para aprender un poco sobre un trozo de la tierra que quiere mostrar su poder y a la vez permanecer completamente oculto, y para que también podáis daros cuenta de que el ser humano es capaz de doblepensar, de engañarse y ser sincero al mismo tiempo, de aceptar las cosas con tal de sobrevivir.

CanoCano también se une a las recomendaciones con:

Cano con Buenos presagios Buenos presagios es una novela MUY divertida, MUY entretenida y MUY inteligente. Y está escrita por Terry Pratchett y Neil Gaiman, dos escritores que deberían estudiarse en los colegios junto a Cervantes y Shakespeare. Y es que no hay mucho más que decir, es un clásico de los que se disfrutan desde la primera página.

Como una le parecía poco, Nahum RivasNahum recomienda:

Por mi parte, una recomendación doble:

Frank Herbert - Dune

Dune de Frank Herbert: Porque es una novela que desde adolescente me alucinó, con sus intrigas dentro de intrigas, y una de las cumbres de la ciencia-ficción.

China Mieville - La estación de la calle Perdido

La estación de la calle Perdido de China Mieville: Uno de los exponentes de la nueva fantasía, con un mundo rico y unos personajes sumamente interesantes. Si podéis echarle el guante, hacedlo.

La recomendación de RafagastRafagast:

Para empezar, no sé recomendar lectura conscientemente —a veces la recomiendo de manera inconsciente si la obra me gusta mucho, pero eso no cuenta, ya que la mayoría veces no actúo de forma muy consciente— y suele darme un poco de palo hacerlo porque, recomendar a alguien qué debe de leer, es como recomendarle qué ha de comer o a quién debe amar —vamos, que es algo muy personal—.

Tampoco puedo decir que tenga una obra favorita —mentira—, ya que es como limitarme dentro del vasto universo y decir que solo comeré un plato en toda mi vida, cuando sé que no podría—aunque curiosamente sí podría amar a una sola persona durante toda mi vida—. Aun así, he hecho acopio de valor y he sacado un libro de una de las estanterías de mi casa con el fin de hacer una recomendación sincera, siendo el libro ganador El Hombre Ilustrado de Ray Bradbury.

Si Hegel definía la idea como la semilla del Todo, El Hombre Ilustrado fue la bolsa de judías mágicas que Bradbury le compró al diablo a cambio de su alma, ya que en este recopilatorio de 18 relatos podemos encontrar ideas y conceptos que más tarde germinarían en obras tales como Fahrenheit 451 y La feria de las tinieblas (título original: Something Wicked this Way Comes). Cada relato derrocha imaginación; te puedes encontrar fantasía, ciencia ficción y terror a partes iguales —algunas incluso se me antojan humorísticas, en un sentido negro muy satírico—. Es un buen libro de bolsillo para llevar de viaje, ya que también traslada a tu mente a los 18 mundos distintos que presentan cada uno de los relatos. Además, la introducción de 1997 —Bailando, para no estar muerto— es un texto que ha de tener en mente todo escritor antes de levantarse, antes de acostarse, antes de escribir e, incluso, antes de ir al baño —¡No para lo que estáis pensando!—.

En resumidas cuentas, este libro es un ejemplo de que, a veces, un buen perfume viene en frasco pequeño y, como tal, esta fragancia me produce ganas de bailar como un quinceañero un sábado noche a grito de FUCK ME, RAY BRADBURY de Rachel Blom.

Y para terminar, nuestro compañero Carlos CorreiaCarlos nos trae:

Gerónimo Stilton - ¡El gran regreso al Reino de la Fantasía! Cualquier libro, como éste, que consiga que un crio de 7 años lea y quiera seguir leyendo, merece ser recomendado…

En la sección de sólo fotitos, Raven MàvrosRaven nos sugiere Wizard´s First Rule de Terry Goodkind

Wizard´s First Rule

Y Pandapon StudioKamapon se ha venido arriba y nos trae ¡cuatro recomendaciones!:


Esperamos que las disfrutéis enormemente y que encontréis joyas en todo lo que os compréis para leer.

¡NEUH este finde en Héroes Manga (Madrid) y la Expotaku de San Sebastián!


¡Buenas! Pues nada, como era de esperar tras una pequeña pausa… ¡volvemos al carrusel de eventos! ¡Esta vez tocan la Héroes Manga de Madrid y el Expotaku de San Sebastián este fin de semana!

En el Héroes Manga podréis encontrar a bastantes de nosotros, un poco repartidos, pero todos cerquita. En el stand compartido de NEUH y The Rocketman Project en la zona de fanzines nos tendréis, en diversos momentos del evento, a Laura Kjoge, Tatiana Ramos, Ensis, Pablo Rodríguez y Lewis. Luego, justo al lado, estará AC Puig en el stand de Tamago Duro, y desde allí podréis ver a Mariló Delgado, parte de El Farol Rojo, en el stand de Pompodesing, en la zona del Artist Alley. Como veréis en el mapa que os ponemos a continuación, ¡estamos prácticamente en la puerta! ¡No tendréis excusa para no vernos y visitarnos!

Si queréis ver el mapa completo del evento, pinchad en el enlace de la imagen.

 

Y mientras, ya desde el mismo viernes incluso, en el Expotaku de San Sebastián tendremos a Dani Ruiz cuidando el stand de NEUH. En él podréis tanto ver sus obras y pedirle encargos como ver obras de otros miembros del colectivo. ¡Os animamos a que os acerquéis en la zona de no comercial y lo tratéis como el héroe que es!

Y eso es todo por este finde… y por ahora, porque vuelve a venirse arriba la época de eventos, y en breve os estaremos informando de otros en los que estaremos en las siguientes semanas. ¡Os esperamos, amantes de la autoedición!

Pero ¿en qué estarías tú pensando? Las importtancia de las correcciones


Buenos días, escritor:

Lo has conseguido. Calibraste tu cazamariposas para capturar unas cuantas de entre las ideas que flotaban en tu mente. Tenías un tema, una ambientación, un trasfondo; una trama principal y tramas paralelas; uno o varios protagonistas y personajes secundarios. Le diste forma a escenarios, multiversos, sapos con gafas, relojes de cuco que solo funcionan cuando les impacta un haz de protones… Has retratado una época, desenmascarado a un asesino interdimensional o viajado al otro lado de la calle a conocer al fantasma de la abuela del inventor de los juguetes para gatos.

En fin, que ya has tecleado un equivalente a The End tras el punto y final de tu novela o relato y desde hace tiempo sientes unos golpecitos en la base del cráneo.


Es tu obra. Está exigiendo que la saques del cajón y la presentes en sociedad.

Pero tú no quieres que nadie se burle de tu pequeña. Ya hay demasiados engendros por ahí, manchando la reputación de los autores que se autoeditan. Por eso, antes de acompañar a tu pequeña al baile sabes que es tu deber comprarle un traje y unos zapatos. O quizá llevarla al médico para ver qué puede hacer con esa triple fractura de fémur.

Sin embargo, es el momento de ser sinceros; ahora mismo eres como un alcohólico que se emborracha con solo mirar una lata de cerveza. Ya no lees las frases, solo ves caracteres sin sentido en la pantalla (se te han puesto ojos de Wingdings). En este punto, si quedara alguna errata, no la verías aunque estuviera resaltada cual WordArt en el PowerPoint de un alumno de la ESO.

Puedes ser muy exhaustivo, pero lo habitual es que haya cosas que se te escapen. De hecho, siempre, siempre hay algo que se escapa; por eso sabemos que un día los zombis van a conquistar el mundo.

Y por ese motivo se inventó a los correctores.

Pero… ¿en qué consiste una corrección?

Lo primero que debes saber es que no todas las correcciones son iguales.

En eso son como las barbas; parece que no, pero las hay de varios tipos:

  • Ortotipográfica y gramatical:

Esta es la más obvia y la más simple de todas. Se hace con el manual de la RAE en la mano (Como defensora de la lingüística descriptiva me ha salido un pequeño eccema al escribir esto, pero es cierto.) También incluye las cuestiones de formato: los espaciados, las sangrías, el justificado, la división de palabras…; todo lo relacionado con cuestiones técnicas y de norma. Sirve para que a ningún grammar nazi le sangren los ojos al leer las erratas que a ti se te han escapado. (Sí, ellos las ven todas como si de verdad estuvieran en WordArt.)

  • Informe de lectura:

Está bien, no es una corrección en sí, pero sirve para descubrir los errores o carencias de tu escrito a un nivel más estructural. Puede servir de antesala para una corrección.

El lector se lee la obra completa y te envía una valoración de varias páginas en la que señala sus puntos flacos, valora el comportamiento de los personajes o la relevancia de algunas escenas para la trama, te da su opinión respecto al ritmo, la atmósfera…

Es como el preestreno; el tipo de revisión que encargas a tus familiares y amigos, pero realizado por un profesional que no siente ningún apego por tu persona y, por tanto, debería ser objetivo.

  • Corrección de estilo:

Aquí el corrector saca todo su arsenal literario para criticar (con mayor o menor perfidia) el nivel pragmático y semántico de tu obra, y su estructura en general.

Entre otras, estas son las cuestiones que se pueden revisar:

  • En cuanto al nivel más externo, tenemos el de la expresión lingüística más “cosmética” (o quizá no). Puede que abuses de adjetivos innecesarios; que todas tus frases tengan exactamente catorce palabras (y no sea un recurso narrativo con propósito); que los adverbios acabados en mente hayan invadido tus párrafos cual salmonella en la mayonesa de un chiringuito de playa; que se te olvide a menudo que su puede referirse a él, a ella, a ellas, a usted (a mí no, aún soy muy joven) e incluso a su perro. (Un momento; ¿el perro de quién? ¿De usted, de él, de ella o de todos? —¡Exacto!)
  • A otro nivel estaría la coherencia narrativa. Por ejemplo, si le cortaste los brazos a Billy en el capítulo dos, pero aplaude al final de un concierto en el cinco, igual hay un problema —por mucho que Billy no esté de acuerdo—. Algo que también suele estar muy feo es abusar de los deus ex machina. (Además, es bastante fácil caer en la trampa. Pero entonces llega el corrector y salva tu novela. Fin.)

  • Por otra parte, también se puede revisar el comportamiento de los personajes: si existe polifonía o todos hablan igual; si son redondos, planos o con forma de copo de nieve; si llevan a cabo acciones que no están justificadas ni son acordes a su naturaleza…

Para que nos entendamos, el corrector coge a tu bebé, le hace un TAC de cuerpo entero, le toma la temperatura, lo mide, lo pesa, lo vacuna, lo somete a test de inteligencia…

Esta es una descripción muy burda de los tipos de revisión a los que puedes someter a tu escrito. Hay miles (¡hala!) de cuestiones a revisar; es más, si eres muy perfeccionista, puede que vayas como Velázquez, pincel en mano, retocando los cuadros por todo el Palacio durante años.

Del «A mí eso no me hace falta» al «¿Y a quién recurro yo ahora?»

A casi nadie le gusta que otros le señalen sus fallos, pero es el momento de dejar tu ego de escritor a un lado y recurrir a alguien que sepa lo que está haciendo.

Existen infinidad de blogs sobre escritura (seguro que los has consultado antes de meterte en faena) y empresas de servicios editoriales, y no faltan correctores independientes dispuestos a revisar tu creación previo pago. Yo te recomiendo que busques a aquellos que compartan muestras de su trabajo. El abanico de posibilidades ya lo va a delimitar a base de bien tu cofre del tesoro.

Personalmente, te recomiendo que pasees por el jardín de Las Malas Hierbas.


Son un grupo de cuatro chicas con mucho sentido del humor y un blog repleto de reseñas y análisis para que trastees antes de decidir si te sometes a su escrutinio. Llevan a cabo una labor nada desdeñable desde su jardín de operaciones. Por sus rastrillos (juro que esta era la última metáfora hortícola) han pasado escritos y escritores con cierta fama, sobre los que probablemente cambiarás de opinión una vez seas capaz de identificar sus faltas. (No voy a dar nombres; te metes en el blog y cotilleas todo lo que quieras. Eso sí, ponte un límite de tiempo y no estés como yo, hasta las tantas riéndote a carcajadas con sus reseñas y artículos.)

Estas chicas no se cortan un tallo (¿dije que era la última metáfora? Para que veas que no hay que fiarse de nadie solo porque te lo diga) a la hora de señalar los defectos de cualquier fragmento. Pero no se quedan ahí; además de señalarlos te explican por qué debes evitar ciertos senderos y te instruyen en las herramientas que puedes utilizar para conseguir el efecto que buscabas. Eso sí solo es para valientes dispuestos a someter a su bebé a toda clase de pruebas de laboratorio.

Puede ser un ejercicio muy interesante, una cura de humildad y, desde luego, te servirá para aprender aún más sobre este maldito precioso arte; al menos, lo suficiente para convertirlo en oficio.

Recuerda que lo más difícil ya lo has hecho. Le has puesto palabras a tu idea y has decidido compartirla con el mundo. Has saltado a la palestra y no piensas retirarte en mucho tiempo, pero te vendrá bien dejarte enseñar un par de trucos y revisar tus combates en vídeo con el asesoramiento de un entrenador versado. Y si cuatro ojos ven mejor que dos, imagínate cuatro pares de ojos con formación literaria.

¡Salud, compañero de pluma!